sábado, 29 de abril de 2017

Un estudio revela que las lesbianas son las que más gozan en el sexo

Tres universidades estadounidenses han llevado a cabo una investigación sobre sexualidad y los resultados desmienten el mito de que las relaciones sexuales lésbicas son incompletas.



Desde que el placer femenino dejara de ser un tema tabú, han surgido estudios que desmienten ciertas creencias sobre la sexualidad de la mujer.

Una de las investigaciones más recientes sobre el placer sexual revela que las mujeres homosexuales son las que más disfrutan en el sexo. Se trata de un estudio con más de 50.000 personas realizado por tres universidades estadounidenses, las de Indiana, Chapman y Claremont Graduate.

La muestra escogida para llevar a cabo el trabajo está compuesta por hombres y mujeres homosexuales, bisexuales y heterosexuales. Una de las cuestiones analizadas es si la orientación sexual influye en la frecuencia de los orgasmos. Los resultados: los hombres heterosexuales son los que llegan al clímax con más frecuencia mientras que entre las mujeres son las homosexuales las que ganan. La conclusión a la que han llegado los investigadores es que “el hecho de que las mujeres homosexuales lleguen al orgasmo con más frecuencia que las mujeres heterosexuales indica que muchas féminas heterosexuales podrían (potencialmente) experimentar mayores tasas de orgasmos”.



Una de las falsas creencias sobre el placer femenino es que las relaciones sexuales lésbicas son incompletas, ya que no se produce penetración desde una perspectiva tradicional (aunque se pueden emplear arneses a los que insertar un dildo). El estudio desmonta este mito y muestra que las relaciones entre dos mujeres son más satisfactorias que las heterosexuales. El informe explica que esto se debe a que el coito no es el protagonista de la acción.

Marta Pascual, sexóloga y psicóloga especializada en temas LGTB, señala lo siguiente: “Parece que las mujeres heterosexuales salen perdiendo en este estudio y nos hace pensar que el modelo de sexualidad normativa en el que parece que todavía nos encontramos no les favorece. Esto tiene que ver con que seguramente nos seguimos moviendo en un modelo de relación erótica en el que sigue primando un tipo de conducta puramente penetrativa y genital, que se les queda corto a las mujeres que se acuestan con hombres”. La experta ha añadido que otro factor a tener en cuenta es “el conocimiento del cuerpo propio que facilita el contacto con el cuerpo de la pareja del mismo sexo. Esto no significa que no haya que explorar, investigar y descubrir, sino que se cuentan con más claves para llegar al encuentro erótico y eso en sí mismo es un estímulo que potencia el deseo”.
Fuente: Shangay


No hay comentarios:

Publicar un comentario