domingo, 11 de diciembre de 2016

Las 5 preocupaciones más comunes para futuras madres o padres LGTB

maternidad-cartel 

Cuando me planteé ser madre sabía que sería una de las decisiones más importantes de mi vida. Esto es cierto para cualquier persona. Pero cuando nos planteamos ser madres tuvimos que enfrentarnos a algunos dilemas y miedos adicionales que normalmente no afectan a las parejas heterosexuales.

Tomar la decisión de tener hijos para parejas de dos mujeres o dos hombres es un proceso lleno de altibajos emocionales y bloqueos mentales que son más o menos difíciles de superar según el nivel de empoderamiento de cada persona, su trayectoria personal y de pareja y el ámbito sociocultural en el que viva.

Aquí os comparto 5 temas claves/creencias limitantes por las que pasamos en mayor o menor grado la mayoría de las parejas de dos mujeres o dos hombres que quieren tener hijos. Todos estos puntos idealmente deben de quedar resueltos antes de poder pasar a la acción, aunque a veces no siempre es posible. Si no se sacan a la luz de nuestra consciencia, hay peligro de que se queden como sombras escondidas y que nos asalten durante los intensos procesos de acceso a la maternidad/paternidad que solemos vivir después, una vez ya tomada esta gran decisión.

1.Relaciones con la familia de origen
Las futuras abuelas y abuelos pueden estar muriéndose de ganas de serlo pero muchas veces sus hijos o hijas no lo saben. Por ello algunas parejas se angustian ante este nuevo paso, ¿Qué dirán mis padres?,¿tendré su apoyo o les resultará una aberración que sus nietos crezcan con dos madres o dos padres?… si no hay vinculo biológico, ¿querrán mis padres a mis hijos como si hubieran sido nietos biológicos?… si serán nietos biológicos de nuestros padres nos preguntamos ¿tratarán a mi pareja como madre/padre igual que a mí?…¿como afectará un posible rechazo de los abuelos a mis futuros hijos?…. estas y muchas otras cuestiones dependiendo de como sea la relación con la familia de origen pueden dar lugar a preocupaciones y miedos.

2.Relaciones en el trabajo y con la sociedad en general
Al igual que con la familia, el ambiente laboral puede representar un problema para algunas personas LGTB que no hayan salido del armario en el trabajo. Ser mamá o papá con una pareja de tu mismo género es probablemente uno de los actos que más te van a hacer salir del armario, si es que no lo has hecho ya. Solamente el proceso de concepción o adopción ya requiere una inversión de tiempo que es casi seguro que se tenga que notar en el trabajo….Si el ambiente laboral no es propicio puede ser una fuente de bloqueo para la decisión de algunas parejas.

3.Miedo a que nuestros hijos sufran rechazo por tener una familia diferente
Las que hemos crecido en un ambiente homofóbico y patriarcal no podemos evitar preocuparnos por posibles rechazos que nuestros hijos puedan sufrir en su vida por tener una familia diferente. Todas nos hemos sentido raras, diferentes, excluidas y en algunos casos maltratadas y acosadas por nuestra orientación sexual. Por lo tanto es normal que a la hora de imaginar a nuestras futuras criaturas estos miedos nos asalten.

4.Decidir como tener hijos
Esta parte es un tema critico ….. ¿biológicos o adoptados?¿donante conocido o anónimo? Estas preguntas plantean a la pareja dilemas de carácter existencial y emocional junto con factores prácticos como el tiempo y los recursos económicos. No son fáciles de contestar y lograr encontrar una vía que satisfaga a las dos personas puede ser un reto.

5.Situación legal
Según el lugar en el mundo en el que vivamos, las personas LGTB tenemos más o menos leyes que protegen y legitiman nuestras familias. Este factor puede ser a veces una fuente de mucho estrés cuando sabes que tu familia, tu hijo o hija, no estará protegida por la ley, y en muchos casos acaba por determinar que algunas personas no tengan hijos o los tengan por un método en el que no creen o que no hubiera sido su opción deseada.
Fuente: moonmamas



No hay comentarios:

Publicar un comentario