jueves, 21 de julio de 2016

Todo sobre la bisexualidad

Los ‘heteros’ les acusan de ‘homo’ y los ‘homo’ de heteros. Todos los bisexuales tienen el serio problema, primero, de reconocerse como tal y, segundo, de hacerse entender por los demás. Sólo nos queda reivindicarla como una orientación sexual más. Como dice Woody Allen: 'La bisexualidad inmediatamente dobla tus oportunidades para una cita el sábado por la noche'.

Ya se hablaba de bisexualidad en la época de los griegos y romanos, y eran relaciones totalmente aceptadas por la sociedad y practicadas con normalidad por reyes o gobernadores, como

Alejandro Magno. Bisexualidad, evidentemente, desde un punto de vista masculino, porque a las mujeres no se les permitía este tipo de prácticas, considerando a quienes la practicaban viciosas, era como una caricatura de la actitud masculina. ¡Bendita revolución sexual!

Pero, ¿cómo definiríamos la bisexualidad? Los bisexuales no son homosexuales que tienen también relaciones heterosexuales. Tampoco son heterosexuales con alguna actividad homosexual. La bisexualidad hace referencia al deseo romántico y/o sexual hacia personas de ambos sexos. Es una orientación permanente, independientemente de en qué periodos se relacionen con qué sexo.

La teoría está ahí y es válida, sin embargo la bisexualidad es un tema en el que no se ha profundizado tanto como la homosexualidad. Por ejemplo, los doctores Sigmund Freud y Alfred Charles Kinsey, coincidían en revelar el potencial innato del ser humano para crear relaciones eróticas con miembros de uno u otro sexo. Después era la sociedad quien se encargaba de ‘encarrilarlos’ hacia la heterosexualidad (o, en su caso, homosexualidad).

Hoy en día muchos sexólogos aceptan la bisexualidad como una orientación tan genuina como la heterosexualidad y la homosexualidad. Una encuesta de 2009 realizada en España con una muestra de 536 alumnos/as universitarios/as, revelaba los siguientes resultados: el 14,4 por ciento de chicos no se declaran heterosexuales (6,1 homosexuales), y el 11,1 por ciento de las chicas no se consideran heterosexuales (0,7 lesbianas). ¿Dónde encajar los tantos por cientos que faltan?Es importante comprender que existen diferentes tipos de expresar el erotismo porque, a diferencia de los animales, la sexualidad humana está conformada por un sinnúmero de elementos más allá de lo genital y aún mucho más allá de la capacidad reproductora. Y es la educación sexual quien debe contemplar todas estas realidades para transmitirlas como son, a fin de que quienes se sientan diferentes por no amar como la mayoría, encuentren su hueco para que puedan vivir según su propia realidad y alcanzar así la felicidad sin ningún tipo de trauma.

Lamentablemente, todavía hoy la educación sexual deja que desear en las escuelas y en ocasiones se transmite de forma obsoleta.

Por eso hay mucha confusión al principio. En las distintas fases de la vida, uno se puede sentir atraído igualmente por cualquiera de los sexos. Esto puede cambiar con el tiempo, hacia un lado o hacia el otro, sobre todo por presiones sociales producidas durante la adolescencia: hay que ser ‘hetero’ u ‘homo’. Nuestra sociedad nos dicta que sólo podemos ser de una forma o de otra. Pero tal vez sientas que no encajas en ninguna de estas categorías, ¿por qué escoger una cuando te atrae tu propio sexo y el otro? Estos sentimientos son los que te indican que tal vez te identifiques como bisexual.

El Dr. Fred Klein, en su libro ‘La opción bisexual’ clasifica la bisexualidad en tres categorías: transitoria, histórica y secuencial.

Transitoria. Un bisexual transitorio es una persona que está pasando de la heterosexualidad a la homosexualidad (pasar en la otra dirección es menos corriente). Si se evalúa a una persona durante ese periodo, su orientación parecerá bisexual, pero si se hace algún tiempo después entonces se mostrará homosexual o heterosexual.

Histórica. Es alguien cuya orientación es esencialmente heterosexual u homosexual, pero que en algún momento ha tenido alguna experiencia o alguna fantasía con una persona cuyo sexo es contrario a su orientación.

Secuencial. En esta categoría, la persona tiene una relación con una persona de un sexo y, a continuación, con una del otro sexo. Su compromiso en la relación es igual en cada caso.

La realidad es que la persona con una orientación bisexual no encaja en un molde simple. Hay grados y matices de comportamiento y actitud, los cuales hay que considerar y resultan de una complejidad que todavía no se acaba de entender. En realidad es una cuestión tan subjetiva que sólo puede ser encontrada en el interior de cada persona. Pasada la confusión, sabrás que eres bisexual con la misma seguridad con que tu amiga sabe que es heterosexual y tu amigo sabe que es gay.Al igual que le ocurre a casi todas las minorías, el rechazo e incomprensión motivados por su no adhesión a lo ‘socialmente preestablecido’ está servido. Esta antipatía tiene que ver, y mucho, con la herencia cultural, por la que los comportamientos que se alejan de la pareja tradicional (hombre-mujer) se viven como amenaza.

Estos prejuicios sobre la bisexualidad ha creado una serie de mitos, FALSOS, que vamos a intentar derribar. Estos son:

La bisexualidad no existe, son homosexuales que se niegan a asumir su verdadera orientación. Falso. La bisexualidad es una tendencia natural que existe en todos los seres humanos y no equivale a la homosexualidad. De hecho, la mayoría de los investigadores están de acuerdo con la teoría de que todos nacemos con una capacidad para relacionarnos con ambos sexos, pero que dichacapacidad pasa a socializarse en heterosexual u homosexual, quedando una minoría en la bisexualidad.
Los bisexuales son promiscuos e infieles. Falso. La promiscuidad es un comportamiento que tiene más que ver con la personalidad y con los valores que con la posibilidad de sentirse atraído tanto por hombres como por mujeres. Personas promiscuas las hay ‘homo’, ‘bi’ y ‘hetero’.

Los bisexuales son quienes más contagian enfermedades de transmisión sexual como el SIDA. Falso. Las ETS son contagiadas por gente inconsciente que no utilizan preservativos en sus relaciones, ya sean, de nuevo, ‘homo’, ‘bi’ o ‘heteros’.

El problema de este tipo de prejuicios sobre la bisexualidad es que se pueden encontrar tanto en espacios presumiblemente heterosexuales, como en los que son abiertamente lésbicos y gays, porque muchos de estos grupos, a pesar de vivir en sus propias carnes lo que es el rechazo social, consideran a los bisexuales como homosexuales reprimidos.Aceptar tu propia sexualidad puede ser muy difícil. De hecho, seguro que a la persona a la que ha costado más asumir esta situación es a ti misma. Por ello, antes de comunicárselo a los demás, debes saber de lo que estás hablando y tener las cosas claras para transmitirlo de la forma más correcta, abierta y entendible posible, para evitar que se produzcan errores.

Leer libros o literatura sobre la bisexualidad, te ayudará a estar informado sobre lo que significa. También conocer a otros bisexuales es fuente valiosa para reforzar la confianza en uno mismo. Porque no eres la única, no estás sola. Hablar sobre tu sexualidad con alguien que tú sepas lo entenderá, asegurará que tengas el apoyo necesario para afrontarlo frente a los demás. Podría sorprenderte descubrir qué gran alivio es que haya otras personas que te comprendan.

¿Ya está lista para decírselo a tu familia y amigos? Adelante. No será fácil porque a veces es más fácil comprender que te guste algo a que te guste todo. Hay organizaciones que luchan por los derechos de los bisexuales y por desmitificar ideas erróneas generadas en torno a este colectivo. Ésta es una breve lista de recursos donde podrás buscar ayuda o apoyo.

Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). El referente más importante del movimiento asociativo gay, lésbico, transexual y bisexual del Estado Español.  
www.felgtb.org/ .

Fundación Triángulo. Se fundó en 1996 para a conseguir la igualdad de derechos políticos y sociales para gays, lesbianas, bisexuales y trans. www.fundaciontriangulo.org/ .

ILGA. La Asociación Internacional de lesbianas, gays, bisexuales, trans e Intersex. http://ilga.org/ilga/es/index.html .

COLEGAS. Agrupa a diferentes asociaciones que trabajan por la igualdad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en distintos puntos de España. www.colegaweb.org/ .Famosos que han confesado abiertamente su bisexualidadA lo largo de la historia, multitud de personajes de orientación bisexual no han ocultado este aspecto de su sexualidad. Simone de Beauvoir, Frida Kahlo... son las caras célebres de antaño, pero, ¿le ponemos caras a los famosos de nuestro tiempo que han salido del closet de la bisexualidad? La lista es interminable

Ellas
Amy Winehouse: ‘hay algo cuando estás con una mujer que es muy satisfactorio’.
Megan Fox: 'no tengo ninguna duda en mi cabeza sobre ser bisexual'.
Kesha: 'me gustan las personas, chicos o chicas... no diría que soy gay o heterosexual. No me gusta ponerle marca a nada'.
Alanis Morissette: 'creo que todos deberían hacerlo, lo recomiendo'.
Angelina Jolie: ‘me encantan las relaciones lésbicas’.
Drew Barrymore: ‘¿Qué si me gustan las mujeres sexualmente? Sí, claro, totalmente. Adoro el cuerpo femenino’.
Además de Lady Gaga, Fergie (vocalista de los Black Eyed Peas), Madonna, Lindsay Lohan, Courtney Love, Paris Milton, Pink

Ellos
Duncan James (integrante de la Boyband Blue): ‘soy bisexual. He tenido relaciones amorosas tanto con hombres como con mujeres y no me avergüenzo. Pero, aunque he estado hombres de lujo, las mujeres también me siguen despertando pasiones’.
Mike Manning (estrella de reality de la televisión americana): ‘se trata de que te sientas sexualmente atraído en tu cerebro. La gente me dice, ¡oh!, si estás saliendo con un chico no puedes ser bisexual. Pero la orientación sexual no describe una situación, no se describe con quién estás saliendo, o con quién estás casado. Se describe la atracción sexual hacia otras personas. Yo no creo que la comunidad gay, sobre todo, tenga el derecho a decirme cómo debo identificarme’.
David Bowie: ‘es verdad, yo soy bisexual. Y no puedo negar que he utilizado este hecho. Supongo que es lo mejor que me ha pasado’.
Además de Ariel Stein, Alex Ebert

Fuente: Terra Mujer / M. M. Garrido

No hay comentarios:

Publicar un comentario