domingo, 22 de mayo de 2016

Murió virgen, solo tuvo sexo lésbico

reina cristina y ebba sparre 


Hace unos días vi la película La Reina Cristina de Suecia (1632-1654), cinta autobiográfica que narra muy bien parte de la vida de la monarca. Mujer excepcional, pasaba de los vestidos rococó, el lujo y las joyas, y prefería vestir “de hombre” según se consideraba en la época.

Se inclinaba a favor de la paz, terminó con la Guerra de los 30 años entre católicos y protestantes. Lo que verdaderamente le atraía era el mundo de la filosofía (entabló una gran amistad con Descartes), las artes y las letras.

Recibió muchas propuestas de matrimonio, pero Cristina las rechazó todas. ¿Y es que no encontraba a su príncipe azul? ¡Qué va! Cristina era lesbiana.

Presentaba a la condesa Ebba Sparre como “su compañera de cama”, y en la película podemos deleitarnos con el amor y la pasión de ambas, que por supuesto era reprochado por la corte y motivo de burlas en las tabernas, no olvidemos que era el siglo XVII.

sexo lésbico pelicula

No obstante, como si su vida sexual con la condesa -y otras mujeres que no conocemos- no fuera más que un jugueteo absurdo, al final de la película nos dicen que Cristina murió a los 63 años, Y QUE MURIÓ VIRGEN.

Otros medios de comunicación que hablan de la película, como El País, insisten en la absurda idea que Cristina era lesbiana y que murió virgen. ¿En serio?

Se desatan en mi los instintos asesinos cada vez que la Historia (vamos a llamar así a la corriente lesbófoba que durante siglos nos ha robado los referentes) no solo pone en entredicho o niega el lesbianismo o la bisexualidad de miles de mujeres que nos han precedido, sino que además cuestiona que el sexo lésbico se considere realmente sexo. Por eso Cristina murió virgen para los historiadores. Porque el sexo es un pene penetrando. Porque el sexo es un hombre y una mujer o un hombre y un hombre. ¿Se dice que algún famoso homosexual murió virgen porque no tuvo sexo con mujeres?
La invisibilidad lésbica es como una carretera sin asfalto que cruza el planeta de polo a polo. Es realmente agotador transitar, remover maleza, ir haciendo el camino.

La película “La Chica Danesa” encantó a millones de personas, incluso recibió 4 nominaciones a los Oscar. Gerda Wegener, la esposa de la mujer transexual interpretada por Alicia Vikander, era en la vida real abiertamente lesbiana y tuvo una exitosa carrera en el mundo del arte. Famosas son sus maravillosas ilustraciones de sexo lésbico. ¿Podemos ver esto en la película? No. Solo apreciamos a una mujer heterosexual que alienta a su marido/mujer a la vez que sufre su alejamiento.

mirales.es

A Gabriela Mistral, la primera mujer que ganó el Premio Nobel de Literatura la Historia le ha negado durante décadas su orientación sexual. Han preferido mostrarla como loca antes que como lesbiana.

Desde tiempos inmemoriales la mayoría de los códigos penales que han castigado la homosexualidad hacían referencia al sexo entre hombres, no así al sexo entre mujeres, que no existía (a menos que una de ellas utilizara un falo y “simulara” ser un hombre). Se denominaba “amistades románticas” al fenómeno común en los siglos XVIII y XIX donde dos mujeres no se casaban, vivían juntas y compartían cama. Amistad…

Hasta hoy podemos ver cómo en las revistas del corazón, cuando una famosa es “cazada” por los fotógrafos en la calle con su pareja femenina las llaman: “amigas cercanas”.
Fuente: Revista MiraLes.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario