jueves, 5 de mayo de 2016

¿Conoces a algún psicópata? Doce señales no verbales para identificarlos

Está muy instaurado en nuestra sociedad la creencia (errónea) de que el psicópata es aquel ser despiadado que ha cometido con sus manos crímenes horribles y vive marginado, agazapado en la oscuridad, sin integrarse en la actividad diaria de los seres humanos… y nada más lejos de la realidad; desde luego se relaciona con la delincuencia (véase el análisis de Bretón) pero lo cierto es que la psicopatía no llega a ser una enfermedad mental, es un trastorno antisocial de la personalidad que se caracteriza, sobre todo, por la falta de sentimientos (anestesia afectiva), ausencia de empatía, culpa o miedo, son seres muy egoístas, fríos y manipuladores, no sienten pero sí que ‘simulan’ muy bien ciertas emociones para conseguir sus objetivos. Pero estas personas no siempre son delincuentes, existen los ‘psicópatas exitosos‘, que pueden vivir en tu mismo edificio, ser tu jefe, gobernar un país o venderte un coche, están entre nosotros.
 
‘Por suerte’, los psicópatas tienes características especiales en el habla, en los gestos utilizados, en la forma de expresarse tanto verbal como no verbalmente, que pueden transmitir señales alarmantes de su verdadera personalidad. El investigador al respecto más prestigioso en el mundo es el psicólogo Robert Hare quien ha advertido unos indicadores excepcionales para detectar esta peculiar tipología de personalidad que a continuación enumeramos:

  1. Las únicas emociones reales que pueden experimentar en ocasiones son la ira y el desprecio (todas las demás son fingidas).
  2. Tienen tal incapacidad emocional que de hecho no saben categorizar los sentimientos como buenos o malos, no saben discernir ni emociones ni conductas como positivas o negativas. Si le pides opinión sobre una buena o mala actuación no sabrán qué responder o confundirán expresamente el bien del mal.
  3. Responderán con ira en lugar de miedo en situaciones de frustración o de amenaza.
  4. Los psicópatas mienten con una gran frecuencia y facilidad. Y además darán muestras directas de satisfacción o placer por el hecho de engañar a los demás. Ekman lo denomina ‘placer de engañar’. Eso sí, no engañan mejor pero sí son más propensos a intentarlo.
  5. Sus expresiones de remordimiento o arrepentimiento serán poco convincentes y usan palabras y frases emocionalmente frías.
  6. Pregúntale por su familia, pareja o amigos. En esta situación tendrán que acudir a descripciones emocionales, sin embargo, no entienden ni podrán utilizar palabras emocionales, y si lo hacen darán definiciones de diccionario, mecánicas, robóticas, antinaturales.
  7. Son personas que pueden resultar física e intelectualmente muy atractivas, cuidan su imagen personal al detalle, son pulcros e incluso obsesivos con su aspecto y a su vez muy hábiles con la palabra, locuaces, cultos y distinguidos.
  8. Tienen una gran habilidad para manipular y engañar, y así mismo extraordinaria discrepancia entre lo que dicen y lo que hacen. Su propio discurso contiene afirmaciones que parecen conceptualmente inconsistentes entre ellas. Usan frecuentes retracciones (dos afirmaciones incongruentes juntas).
  9. Fíjate en su manera de hablar: Los psicópatas hablaban en general más rápido y más bajo que los no psicópatas, sin inflexiones en el ritmo, todo plano.
  10. Observa sus movimientos, sus gestos: Los psicópatas utilizaron más gestos con las manos, y además estos fueron más rítmicos de lo normal (como si llevaran una batuta en las manos que guiara el ritmo de su discurso).
  11. Son más agresivos en la comunicación: establecen más contacto visual, muy directo y constante, que los no psicópatas. Mantienen una menor distancia con el interlocutor, invaden tu espacio personal.
  12. Sonríen menos de lo habitual en una conversación cotidiana y muestran una mayor tasa de parpadeo.
Fuente: 20Minutos

No hay comentarios:

Publicar un comentario