jueves, 26 de mayo de 2016

6 Cosas que ocurren cada año con la llegada del buen tiempo

 


Comienza la temporada de festivales
A finales de mes el Primavera Sound arranca motores con un cartel de lujo que incluye a Patti Smith, The Strokes, Twin Shadow o James Blake, entre otros.
A él le seguirán Contemporánea que se celebrará en Badajoz en junio y contará con la presencia de Pet Shop Boys y la Habitación Roja; y Territorios Sevilla que tendrá lugar el 12 y 13 de junio con un cartel ecléctico en el que hay hueco para el rap de Calle 13, la música electrónica con Richie Hawtin o a grupos que, como The Ting Tings, arrasan a la pista de baile.



Las terrazas se convierten en el lugar preferido
Las terrazas se llenan y sin darte cuenta vas encadenando los planes de tomar algo al salir del trabajo, con los de tomar algo por la tarde y los de tomar algo por la noche… En una mesa, con buena compañía y disfrutando de un clima agradable las horas vuelan.



Llega la operación bikini
En cuanto nos quitamos el abrigo nos damos cuenta de que ha llegado el momento de utilizar menos ropa y enseñar más piel. Ahí es cuando nos empiezan a entrar las prisas y llega la temida operación bikini  que queremos que sea lo más express posible para lucir con nuestro mejor aspecto; pero que en la mayoría de los casos acabamos abandonando pronto porque con el calor también llegan ¡Los helados y las barbacoas! Y es tan difícil resistirse…



Las hormonas se desbocan
Con la primavera y el calor la ropa es cada vez menos y más corta, y como dice el dicho, la sangre se altera.
Es la época del amor por excelencia en la que es más fácil enamorarse y disfrutar de paseos románticos y citas al aire libre.



Dormimos menos
Los días son cada vez más largos, lo que significa que hay muchas más horas en las que disfrutar. Además las noches cálidas no invitan a meterse debajo del edredón como ocurría en invierno, sino que lo que nos apetece es estar lo más alejados posible de nuestra cama.


 Sudamos más
Todos los planes anteriores te mantienen vivo y en movimiento, pero si los combinamos con un clima cálido puede que el sudor se interponga en tu camino para ejecutarlos a gusto. Pero, ¿sabías que no es el sudor el que huele mal? En realidad es inodoro, pero el “mal olor” está causado por algo que no percibimos a simple vista: los desechos de las bacterias que se alojan en nuestra piel.
Fuente: CromosomaX

No hay comentarios:

Publicar un comentario