lunes, 25 de abril de 2016

Trucos para freír

Trucos para freír 


Una de las técnicas más habituales a la hora de cocinar es la fritura, pero a veces resulta engorrosa porque la cocina se ensucia, suele salpicar, puede provocar quemaduras… hoy os vamos a dar una serie de trucos para freír, con los que esperamos que os resulte mucho más sencillo hacer todos vuestros platos fritos, y que estamos seguros de que os serán útiles. Y si queréis saber más sobre esta técnica de cocina tan extendida, os contamos las claves de la fritura.

Trucos para freír

Carne, pescado, patatas, verduras, congelados y productos precocinados… son muchísimos los alimentos que se suelen tomar fritos. ¡Toma nota de estos efectivos trucos para freír!

Aceite limpio

El aceite, según se va calentando una y otra vez, se degrada y puede resultar incluso tóxico. Por eso se recomienda cambiarlo con frecuencia, y no utilizarlo más de cinco o seis veces, como mucho. Si utilizáis freidora, una buena idea es ir gastando el aceite para los guisos, y reponerlo continuamente. Así os ahorraréis tener que cambiar todo el aceite de la freidora de golpe, que resulta engorroso y costoso.

Evitar mezclas de sabores

Si quieres que tus platos tengan el sabor que esperas, mucho cuidado con qué aceite reutilizas: el que se ha utilizado para freír pescado es el que más conserva el sabor, así como el de cordero. El aceite en el que se fríen las patatas es el que menos se contamina, por lo que es el mejor para reutilizar.

Filtrar o colar el aceite

Es una costumbre de lo más práctica, que evita impurezas y restos de alimentos (como rebozado o pan rallado) en el aceite que pretendes reutilizar.

Freír las croquetas

Una de las dudas más comunes a la hora de freír la suponen las croquetas, que a veces se revientan. Si ocurre es porque el aceite no está en su punto de temperatura, o la masa está floja.

Freír sin salpicaduras

Las tapas que tienen agujeros son perfectas para evitar salpicaduras, sobre todo con el pollo o con el tomate frito, que salpican mucho. No se recomienda freír con una tapa sin agujeros, ya que los alimentos se cuecen en lugar de freírse.
Otro truco para que haya menos salpicaduras a la hora de freír es añadir un poco de sal al aceite antes de introducir el alimento en la sartén.

Aceite que se prende

Si el aceite o la sartén se prenden con fuego accidentalmente, hay que tapar inmediatamente la sartén, nunca usar agua.

Evitar que la comida se pegue

Cuando vayas a freír, calienta siempre la sartén antes de echar el aceite: así evitarás que se peguen los alimentos, por ejemplo, los huevo fritos. Otro truco muy útil para evitar que la comida se pegue cuando compras una sartén nueva es hervir vinagre en su interior antes de utilizarla por primera vez. Créditos-Shutterstock.
Fuente: Cocina casera

No hay comentarios:

Publicar un comentario