domingo, 6 de marzo de 2016

10 formas de reducir la hinchazón abdominal

La hinchazón abdominal es muy habitual y provoca una sensación de vientre inflamado o hinchado.

hinchazon abdominalSegún recientes estudios, del 16 % al 30 % de las personas experimentan hinchazón abdominal con cierta frecuencia. Siendo este tu caso, puedes aprender a ganar la batalla a esta incómoda dolencia con 10 consejos prácticos que te presentaremos. La distensión abdominal o hinchazón abdominal es producida cuando el vientre se hincha después de comer y normalmente debido a un exceso de gas o un cambio en el movimiento de los músculos que intervienen en la digestión.

Otras personas experimentan hinchazón abdominal como consecuencia de un incremento de la sensibilidad, esto quiere decir, tienen la sensación de que el vientre se hincha cuando realmente no está hinchado.
Usualmente, la principal causa de este padecimiento se origina en la alimentación, pero podría también existir una enfermedad subyacente.

Entre los síntomas más habituales de la hinchazón abdominal se encuentran la pesadez, la sensación de empacho, el malestar o incomodidad, el vientre abultado y el dolor común.

¿Cómo puedes reducir fácilmente la hinchazón abdominal?

1. Excluye intolerancias o alergias a alimentos

Una de las principales consecuencias de padecer intolerancia al gluten o alergia a algunos alimentos es la excesiva producción de gas o vientre hinchado.
La fructosa, los huevos, la latosa, el gluten o el trigo son ejemplos de ingredientes o alimentos que generan reacciones alérgicas o intolerancias en muchas personas.
Evita el consumo de producto con estos componentes y valora si puedes tener intolerancia a ellos.

2. Limita el consumo de alimentos que causan gases

Generalmente, los alimentos con fibra generan un exceso de gases en el cuerpo: garbanzos, judías, cereales integrales, etc. Del mismo modo, los alimentos grasos generan también una elevada producción de gases.
Si quieres identificar cuáles de ellos te generan hinchazón, tener un control sobre los alimentos que consumes te ayudará a reconocerlos.

3. Evita tragar aire y gases

Un exceso de gases en el cuerpo puede ser producido por el consumo de algunos alimentos específicos o por el aire que tragamos cuando bebemos o comemos.
Evita tomar bebidas con pajita, también evita las bebidas gaseosas, masticar chicles, hablar y comer o simplemente comer rápido.

4. No comas mucho de una sola vez

Al comer una gran cantidad de comida de una vez tendremos una sensación de pesadez y nuestro vientre hinchado.
No obstante, algunas personas con propensión al abdomen hinchado no presentarán un abdomen abultado ni sentirán más presión en la zona, por lo que podría ser útil la reducción de las raciones de comida.

5. Evita a toda costa el estreñimiento 

Las personas que sufren estreñimiento frecuentemente tienen más probabilidad de tener un abdomen abultado.
Aunque la forma usual con la que se combate el estreñimiento es la fibra soluble, descarta porque podría empeorar la hinchazón abdominal. En lugar de esto, realiza más ejercicios o consume magnesio.

6. Cuidado con los polialcoholes

El polialcohol es un ingrediente muy común en alimentos libres de azúcar y chicles y puede causar problemas digestivos si se consumen en exceso.
Algunos alimentos con polialcoholes son el manitol, el sorbitol y el xilitol y debes evitarlos.

7. Prueba con suplementos de enzimas digestivas

Suplementos como el beano y la lactasa colaboran en la descomposición de los hidratos de carbono no digeribles que son encontrados en algunos alimentos y que contribuyen a la hinchazón abdominal.

8. Empieza una dieta baja en FODMAP

Los FODMAP son hidratos de carbono no digeribles, que han sido utilizados y vinculados con un riesgo mayor de distensión abdominal, principalmente en pacientes con síndrome de intestino irritable (SII).
Aparentemente, el consumo limitado de FODMAP podría disminuir de forma considerable la hinchazón abdominal.
Entendido esto, evita el consumo de alimentos como las judías, la cebolla, las manzanas, las peras, la coliflor y el ajo.

9. Toma probióticos

Algunos estudios científicos sugieren que los suplementos probióticos pueden reducir la producción de gas, y por ese motivo, reducir el riesgo de padecer hinchazón abdominal.

10. Consume aceite de menta

El aceite de menta tiene efectos parecidos a los que generan los fármacos antiespasmódicos, un medicamento que reduce los espasmos musculares y colabora a sanar la hinchazón abdominal
Usualmente, estas acciones deberían contribuir con la reducción de la hinchazón. Sin embargo, si no notas resultados positivos, es mejor que acudas a tu médico. 

Fuente: Nutrición Sin Más

No hay comentarios:

Publicar un comentario