sábado, 27 de febrero de 2016

Verdades y leyendas sobre el sexo lésbico

sexo lésbico 
                                    

Vamos a analizar en este artículo las diferentes frases hechas entorno al sexo entre mujeres que más conocemos. Y vamos a tratar de discernir cuánto tienen de verdad y cuánto de leyenda.

Los dildos son penes de plástico

¿Cuántas veces hemos oído esta frase?, incluso entre las propias lesbianas. Pero lo cierto es que esta frase es, rotundamente, falso. Basta con entrar a un sex shop para ver que hay dildos de todas las formas y colores. Dildos que vibran, dildos con accesorios, dildos pequeños, dildos anchos, dildos largos, dildos cortos, etc. No hay penes que vibran, ni penes con toda esa variedad de formas y colores. Lo cierto es que los dildos están fabricados exactamente para adaptarse a la fisonomía femenina y sobre todo a los laberintos del orgasmo femenino, no para imitar a un pene. De ahí que cada chica o cada pareja puede comprar el que mejor se complementa con sus dimensiones y sus necesidades sexuales. En definitiva: En un mundo hipotético donde solo vivieran mujeres, donde no existieran hombres, ni penes por tanto, ¡me apuesto un brazo a que seguirían existiendo dildos!

feromonas lesbianas mirales 

“Las lesbianas tienen más orgasmos que las heterosexuales”

Lo cierto es que todo apunta a que esto es: Verdad. Aunque mi opinión personal es que la sociedad tiene mucho que ver en esto. Me sigue sorprendiendo a día de hoy que algunas de mis amigas heterosexuales tienen reticencias a que un chico de una noche, o incluso su pareja, les haga sexo oral. Por vergüenza, por miedo a que no les guste, etc. (Sin embargo, pocas veces falta la felación). Tal cual me relatan el escenario de sus relaciones sexuales hetero, parece que muchas veces tener sexo satisfactorio gira en torno a que él eyacule. La relación se puede vivir como un fracaso si él no tiene una erección continuada, o si no llega a terminar. ¿Pero ella?. En el caso del sexo lésbico esto no tiene cabida. No hace falta correrse siempre, pero no hay un protagonista que define la calidad del “polvo”. Además, es cierto que conocemos mejor los laberintos de nuestra sexualidad femenina, aunque a las iniciadas les diré: Cada mujer, y cada cuerpo, es un mundo.

“Las lesbianas más masculinas son las dominantes en la cama, las más femeninas, las sumisas”. 

Podría parecer que es cierto, pero nada más lejos de la realidad. Si por tu experiencia sexual has hecho esa correlación, te diré que ha sido coincidencia, porque muchas mujeres muy femeninas de apariencia prefieren lo que se denomina ser “activas” en la cama. Muchas, de apariencia más andrógina, se decantan por ser dominadas. Por tanto, esta afirmación es falsa: No hay una relación lineal entre la apariencia y el rol sexual, y además, ¡existe la versatilidad! En fin, en los vericuetos de los roles sexuales femeninos, ¡siempre hay sorpresas! (¡Y qué bien que las haya!)
Fuente: Revista MiraLes.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario