martes, 9 de febrero de 2016

Valencia devuelve la reproducción asistida a lesbianas y mujeres solas

La consejera Montón señala que el impacto económico de la medida será "mínimo" y que se aplicó por "ideología"




Carmen Montón, consejera de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat valenciana. / mònica torres

El Gobierno valenciano devolverá a partir de lunes el acceso a los tratamientos de reproducción asistida a lesbianas y mujeres solas, según ha anunciado este miércoles la consejera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón.

Los tratamientos de reproducción asistida fueron restringidos por el Ejecutivo en octubre de 2014, pero dos años antes la Generalitat valenciana ya había retirado el acceso a las técnicas cuando el motivo fuera "una opción personal" que no respondiera "a motivos clínicos". En la práctica, ha indicado Montón, con ello se retiró la prestación a las lesbianas y a las mujeres solas.

Algunas comunidades, como Andalucía, no han llegado a impedir el acceso a las técnicas de reproducción humana asistida. Madrid, por su parte, ha anunciado que volverá a extender los tratamientos a todas las mujeres después de que la justicia haya considerado "discriminatorio" el veto.

Montón ha asegurado que el coste para el sistema sanitario será "mínimo" porque en la mayoría de los casos se trata de técnicas sencillas, como inseminaciones, cuyo coste asciende en la red pública a unos 300 euros frente a los cerca de 2.000 euros que suponen tratamientos más complejos como la fecundación in vitro.
El bajo "impacto económico" de la medida revela, ha argumentado Montón, que la restricción "enmascaró" una decisión "ideológica", tratar de "imponer un modelo único de familia". Y que con la medida aprobada se pretende "defender el derecho de todas las mujeres a ser madres"; "todos los modelos de familia son bienvenidos a la Comunidad Valenciana".

La exclusión de las mujeres incumplió, según Montón, la Ley de Reproducción Asistida Humana aprobada en 2006. En esta se establece que "toda mujer mayor de 18 años y con plena capacidad de obrar podrá ser receptora o usuaria de las técnicas reguladas en esta ley con independencia de su estado civil y orientación sexual".

Este fue uno de los argumentos del juzgado de lo Social número 18 de Madrid para condenar a la Consejería de Sanidad de Madrid y a la Fundación Jiménez Díaz por discriminar a una pareja de lesbianas.
La Generalitat valenciana hará un "seguimiento" para conocer el impacto que la medida tendrá en el sistema sanitario, aunque Sanidad prevé que este tipo de casos supongan solamente entre el 2% y el 6% de los casos según el centro sanitario.

Montón ha reafirmado, por otra parte, en las Cortes valencianas la intención de su departamento de recuperar el antiguo hospital La Fe de Valencia, en el barrio de Campanar, cerrado desde hace cinco años.
Fuente: El Pais

No hay comentarios:

Publicar un comentario