miércoles, 24 de febrero de 2016

Bebidas 'light' o dietéticas: ¿son realmente sanas?

¿Hasta qué punto son saludables estas sustancias artificiales? ¿Es verdad que no están asociadas con la obesidad u otras enfermedades metabólicas?

bebidas lightDebido a la mala fama justificada que está ganando el azúcar, las personas que se preocupan un poco por su salud y quieren llevar una alimentación sana intentan evitar su consumo a toda costa.

Por este motivo, la industria alimentaria ha lanzado una variedad de productos etiquetados como “light”, caracterizados por contener edulcorantes artificiales libres de calorías en lugar de azúcares añadidos.

Un ejemplo de estos productos “light” son las bebidas endulzadas, a las que se les ha añadido sustancias artificiales como sacarina, ciclamato, aspartamo, acesulfamo-k o sucralosa, responsables de su sabor dulce.
Puesto que estos edulcorantes artificiales no contienen calorías, lo lógico es pensar que su etiquetado como “light” es correcto y que su consumo no provoca un aumento de peso. Analicemos la relación entre las bebidas “light” con edulcorantes artificiales y varias enfermedades:

Síndrome metabólico

Algunas de las señales que indican que una persona padece síndrome metabólico son las siguientes:
  • Niveles elevados de triglicéridos.
  • Niveles bajos de colesterol HDL.
  • Presión sanguínea alta.
  • Niveles elevados de glucosa en ayunas.
  • Obesidad abdominal
Cuando se manifiestan 3 o más de estos síntomas, es muy probable que la persona padezca síndrome metabólico, un trastorno que puede provocar enfermedades cardíacas, diabetes y derrames cerebrales.
De acuerdo con varios estudios observacionales, el consumo de bebidas con edulcorantes artificiales aumenta en casi un 40 % el riesgo de síndrome metabólico.

Depresión y parto prematuro

Diversos estudios científicos han probado el vínculo existente entre el consumo de bebidas “light” endulzadas artificialmente y el riesgo (30 % mayor) de sufrir depresión.
Por otro lado, un estudio realizado en Dinamarca a 59 334 mujeres embarazadas concluyó que existía un 38 % más de riesgo de tener un parto prematuro cuando se consumía una ración de bebidas dietéticas al día y un 78 % más de riesgo cuando se consumían 4 raciones al día.

Diabetes tipo 2

El consumo de azúcar se asocia a la diabetes comúnmente, como también la obesidad. La diabetes es una enfermedad que se asocia comúnmente con el consumo de azúcar y la obesidad. Por este motivo, hay quien piensa que las bebidas “light” con edulcorantes artificiales (libres de calorías) no suponen ningún peligro para las personas diabéticas.

Sin embargo, la ciencia dice todo lo contrario. Según varios estudios, el consumo de este tipo de bebidas aumenta drásticamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, especialmente en mujeres.

Obesidad

La relación entre las bebidas dietéticas y la obesidad y el aumento de peso aún no está muy clara. Por un lado, existen estudios que confirman el aumento de riesgo de padecer obesidad cuando se toman bebidas endulzadas artificialmente. Pero por otro lado, también hay estudios que no muestran diferencias en cuanto al aumento de peso entre personas que consumen estas bebidas y personas que no lo hacen.

Aunque la mayoría de los estudios son estudios epidemiológicos que no pueden probar una relación causa-efecto, lo cierto es que sí que hay una relación estadística entre el consumo de bebidas con edulcorantes artificiales y varias enfermedades. Una vez más, se cumple el dicho de “las apariencias engañan”… 
Fuente: Nutrición Sin Más

No hay comentarios:

Publicar un comentario