martes, 19 de enero de 2016

Los 4 juguetes sexuales imprescindibles que debes tener en tu cajón

juguetes sexuales lesbiana 


Quien dice cajón, o cajón de la ropa interior, también dice maleta de juguetes eróticos o cajita dentro del armario. Y es que hay exactamente cuatro juguetes imprescindibles que no te pueden faltar. Son como los 4 fantásticos: cada uno es único, pero juntos son la bomba. Si no los tienes ya… ¿estás lista para leer la que va a ser tu nueva lista de la compra?
  • Una bala vibradora potente


¿Qué es? 
Las balas vibradoras son pequeños vibradores que acostumbran a medir entre cinco y diez centímetros. Suelen llevar dos o tres pilas pequeña, como los relojes, y pocas balas son recargables. Esto se debe a que los juguetes recargables llevan un motor que ocupa un determinado tamaño, a veces mayor que el de la misma bala.

¿Cómo se usa? 
La interfaz de las balas es muy sencilla. La mayoría tiene un solo botón que sirve para encender, apagar y cambiar de modo. Lo que sí es cierto es que las más básicas solamente tienen un modo y la potencia de vibración no se puede regular. Otras de mayor calidad tienen varios modos e incluso las hay que tienen una ruedecilla para regular la potencia.

Algunas mujeres las usan para estimular externamente y otras para la penetración, a pesar de su pequeño tamaño. ¡Tú eliges!

¿Cuánto puede costar? 
En el mercado hay balas básicas a partir de los 5€. Eso sí, ¡no te olvides de comprar las pilas!
  • Un buen lubricante


¿Qué es? 
Los lubricantes, como indica su nombre, sirven para lubricar y facilitar la penetración, aunque también se les pueden dar otros usos. Los hay de distintos sabores, texturas y colores. Yo siempre recomiendo utilizar un vibrador de base agua, porque es más sano para el cuerpo y es compatible con los juguetes eróticos, puesto que no daña los motores.

¿Cómo se usa? 
Además de usar el lubricante para facilitar la penetración, puedes darle un uso nuevo. Te sugiero que pruebes algún lubricante de efecto calor para dar masajes, por ejemplo. También puedes usar un lubricante de un sabor que te guste para el sexo oral.

¿Cuánto puede costar? 
Hay buenos lubricantes por menos de 10€. Mucho cuidado, porque se trata de un producto que va a estar en contacto directo con nuestros genitales, por lo que tenemos que asegurarnos de que es de buena calidad. Intenta huir de los de marca blanca o los que venden a los supermercados. Lo mejor es ir a una tienda erótica y asesorarte para saber qué tipo de lubricante se ajusta más a tus necesidades y deseos.
  • Un masajeador



¿Qué es? 
Los masajeadores nacieron, inicialmente, para masajear partes del cuerpo adoloridas, pero con el tiempo le hemos dado otro uso: estimular nuestro clítoris. Estos juguetes no están preparados para la penetración, por lo que tienen formas ergonómicas que se adaptan a nuestro sexo. Los mejores masajeadores funcionan con batería: son más potentes, más duraderos y más eficaces.
¿Cómo se usa?

Es muy sencillo usar un masajeador. Podemos estimular nuestro clítoris con él, pero también otras zonas erógenas como los pezones. Hasta puedes usarlo en otras zonas del cuerpo que tengas adoloridas: las vibraciones te aliviarán.

¿Cuánto puede costar?
Hay masajeadores que utilizan batería en condiciones a partir de 35 o 40€. Se trata de un producto de calidad, así que no te asustes. Piensa que suelen tener garantía (como un electrodoméstico) y raramente fallan.
  • Un vibrador G-Spot

¿Qué es? 
Los vibradores G-Spot tienen forma fálica y están diseñados para estimular el punto G. No te asustes: no todos son realísticos. Los hay de las texturas y formas más variadas. Algunos de ellos tienen un segundo motor que también estimula el clítoris… ¡eso ya es lo más de lo más!

¿Cómo se usa? 
Puedes usarlo para penetrarte de forma vaginal o anal. Si tienes problemas, haz uso del lubricante. También puedes usarlo para estimularte externamente.

¿Cuánto puede costar?
Hay vibradores de punto G muy baratos, pero volvemos a lo de antes: es mejor la batería. Uno a pilas puede costar unos 20€ y con batería unos 40€. Sé que lo primero es muy tentador, pero créeme: merece la pena esperar un poco y ahorrar para comprar uno bueno antes que comprar el barato que te durará dos días.

Podríamos añadir otros productos a la lista, pero serían híbridos de los 4 imprescindibles. De momento, estos son los cuatro juguetes que debes tener sí o sí. Y recuerda: aunque no tengas novia puedes usarlos en solitario. Si por el contrario tienes novia, podéis comprarlos juntas y partir gastos. Y tú, ¿tienes alguno de los 4 imprescindibles? ¿Cuál te falta? ¿Quieres compartir alguna experiencia con ellos?
Fuente: Revista MiraLes.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario