martes, 5 de enero de 2016

Egipto intensifica su campaña de 'caza a los gays' en las redes sociales y en la publicidad institucional

Egipto intensifica su campaña de 'caza a los gays' en las redes sociales y en la publicidad institucional 
 En mayo de 2015 Egipto recibía la bandera negra de RAGAP por vulnerar los derechos LGBT y esta semana nos enteramos que un hombre gay fue arrestado en Egipto después de que la policía afirmara que había publicado un anuncio en las redes sociales en el que buscaba relaciones sexuales con otros hombres. El hombre de unos 30 años, al que llamaremos Ayman para proteger su seguridad, fue localizado por las autoridades después de que supuestamente publicara el anuncio. Los activistas han dicho que es muy posible que Ayman podría simplemente haber escrito en su perfil de Facebook que estaba interesado en los hombres y este dato le convirtió en un objetivo de la persecución policial. No podemos olvidar que en Ragap hemos denunciado que policías egipcios se infiltran en Grindr para “cazar” gays. Egipto es uno de los peores destinos del mundo para los turistas LGBT. La homosexualidad está castigada en el país con hasta tres años de prisión.

La policía retuvo a Ayman en sus dependencias durante cuatro días sin permitirle hacer una llamada telefónica o recibir la asistencia de un abogado. Durante este tiempo, las autoridades saquearon su casa en busca de más "pruebas".

Tras el ataque, según publicó la prensa local de fuentes policiales, afirmaron que encontraron juguetes sexuales y ropa interior sexy. Ayman de está acusado de estar "loco" y de promover la 'inmoralidad'.

Ibrahim Abdella, activista egipcio de derechos humanos del grupo Solidaridad con Egipto LGBT, dijo que la policía está rastreando los perfiles de Facebook de la comunidad LGBTI, utilizando los contactos, chatean, revisan fotos y mensajes como prueba de sus "crímenes". Y si valoran que no hay suficiente pruebas para cargar contra ellos, 'conciertan una falsa cita' cuando en realidad las víctimas quedan con un oficial de policía. La misma ley para enjuiciar a los hombres gays es el que las autoridades están usando para cargar contra las trabajadoras sexuales.

“Estamos en contra de esta ley porque es muy opresiva”, afirma Abdella. “Se utiliza de muchas maneras la supresión de la libertad personal”.

Ha habido por lo menos 150 detenciones de personas LGBTI desde que Abdel Fattah el Sisi asumió la presidencia de Egipto. Además de las detenciones también usa a los medios de comunicación con una homófoba campaña de propaganda contra los gays y trans en las que se les califica como una costumbre de los “demonios occidentales”.

No podemos olvidar que en enero, una mujer trans fue arrestada y condenada a seis años de cárcel por salir en YouTube.
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario