miércoles, 2 de diciembre de 2015

Zanahorias: beneficios para una salud de hierro

Las zanahorias son esa hortaliza de color naranja asociada al alimento preferido de los conejos. Y si estos pequeños animalitos adoran las zanahorias, será por algo...

ZanahoriaSu color más habitual es el naranja, pero las zanahorias pueden ser de diversos colores: rojo, blanco, amarillo, morado…

Por peso, contienen entre un 85 % y 95 % de agua y por calorías, contienen un 89 % de carbohidratos (muy pocos digeribles), un 6 % de proteína y un 5 % de grasa.

Respecto al aporte nutricional, las zanahorias son increíblemente ricas en vitamina A, de la que contienen hasta 2 veces la cantidad diaria recomendada (CDR).

Asimismo, también proporcionan cantidades significativas de vitamina K (10 % de la CDR), potasio y vitamina C (6 % de la CDR).

Por otro lado, las zanahorias también poseen números antioxidantes, muchos de los cuales son responsables de sus diversas propiedades saludables: carotenos, luteína, poliacetilenos y licopeno.

Comer zanahorias protege tu vista

La ceguera infantil está causada principalmente por la falta de vitamina A, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Y, tal y como decían nuestras madres cuando éramos pequeños, las zanahorias son muy buenas para la vista, ya que son muy ricas en vitamina A.

Las zanahorias poseen una gran cantidad de carotenoides, los cuales se transforman en vitamina A en nuestro organismo.

La vitamina A esta asociada a un menor riesgo de degeneración macular, cataratas y a la protección de la retina.

Comer zanahorias previene el cáncer

Gracias a su elevado contenido de carotenos, se ha demostrado que el consumo de zanahorias puede proteger contra el cáncer.

Los carotenos son unos antioxidantes muy potentes que ayudan a combatir los radicales libres y reducen el estrés oxidativo.

Según diversos estudios, estos antioxidantes pueden contribuir a prevenir el cáncer de próstata, colon, estómago y mama.

Comer zanahorias regula la glucosa en sangre

zanahoria 2Las zanahorias poseen un índice glucémico que varía entre 16 y 60, por lo que están consideradas como un alimento con un bajo índice glucémico.

¿Qué quiere decir esto? Un alimento con un índice glucémico bajo apenas causa picos en la glucosa en sangre después de ingerir una comida, por lo que son el alimento más recomendado para diabéticos.

Además, este tipo de alimentos está asociado a otros muchos beneficios saludables.

Comer zanahorias reduce el colesterol

El consumo de zanahorias también puede mejorar de manera considerable el perfil lipídico y, por tanto, reducir el riesgo de enfermedades cardíacas.
De acuerdo con un estudio realizado con animales, la ingesta de zanahorias puede reducir en un 44 % el colesterol en el hígado y en un 40 % los triglicéridos en el hígado.

Y eso no es todo… También puede aumentar la actividad antioxidante y disminuir la absorción de colesterol en el organismo.

Comer zanahorias contribuye a la reducción de peso

Por último, las zanahorias contienen grandes cantidades de fibra, una sustancia que sacia el apetito, reduce los antojos e impulsa a consumir menos calorías.

No importa su preparación, tanto crudas, como asadas, cocidas o al vapor, las zanahorias son un complemento perfecto para perder peso.

¿Tienen efectos adversos?

Por lo general, comer zanahorias no implica ningún riesgo para la salud, pero sí pueden influir de forma negativa en algunas personas.

Cuando se consumen carotenos en exceso, la piel puede coger un tono amarillo o naranja, el cual es inofensivo.

Asimismo, también pueden provocar una reacción alérgica caracterizada por el picor u hormigueo y pueden contener cierta cantidad de metales pesados debido a la contaminación del suelo o del agua. 
Fuente: http://nutricionsinmas.com/zanahoria/

No hay comentarios:

Publicar un comentario