lunes, 21 de diciembre de 2015

Regalos navideños de gran valor

Se acerca la Navidad, tiempo de viajes, reencuentros, amistades, familia, cenas, comidas, y llega la época de hacer y hacernos regalos, de hacer y hacernos felices. Quizás ya estés pensando qué regalar, tirar de visa; o qué te gustaría regalar, pero no hay dinero.

navidadPara este año te propongo que regales cosas que quizás ni nos planteamos, porque pensamos que un regalo tiene que ser algo material, como una prenda de ropa, un perfume, unos bombones, etc.

Hay regalos que normalmente nunca recibimos o recibimos poco y que son muy buenos para nuestra salud física y emocional. Los regalos que os comentaba antes se pasan de moda o caducan, los regalos emocionales perduran en el tiempo. Le damos mucha importancia a lo material, cuando lo que realmente nos hace felices son los inmateriales.
Pues aquí te propongo algunos regalos para hacer y hacerte estas Navidades:

  • 40ff2c2a e962 4061 aa69 ecc0f87dee29Decir “te quiero”: decirle y decirte a ti mismo, mediante palabras o gestos, lo mucho que quieres a esa persona que tienes a tu lado, y que quizás nunca o casi nunca se lo dices, porque crees que ya lo sabe. Oírlo de vez en cuando sienta muy bien, y decírtelo a ti mismo sienta mucho mejor.
  • Decir “gracias”: tenemos mil cosas que agradecer a la vida, a nuestro entorno y a nosotros mismos, y quizás sea el momento de hacer este gesto, tan poco usado muchas veces. En otro post de otra revista que escribo, proponía hacer tarjetones para esos seres queridos dándoles las gracias por estar a tu lado, por apoyarte, por quererte, mimarte.
  • Regala “sonrisas”: a nivel psicológico y emocional nos ayuda a mejorar relaciones con nuestro entorno, contagiamos emociones positivas, podemos alegrar la Navidad a personas que por circunstancias no les sale hacerlo.
  • Regala “tu tiempo”: es época de solidaridad, hay muchas personas que necesitan ayuda, que están solos, que no tienen nada para vivir. Ve al hospital a visitar enfermos, ayuda a recoger alimentos o juguetes; personas que están a tu alrededor y lo están pasando mal, ve a verlos; pasa más tiempo con tu familia, con tus padres. Hay mucha gente que dice que su tiempo es oro, pues regala ese oro.
  • Regala “abrazos”: cada día nos vamos volviendo más fríos en las relaciones, con lo bien que sienta el contacto humano, con lo que bien que sienta que nos den o demos un abrazo fuerte, de apoyo, de cariño, de solidaridad.
Todo este tipo de “regalos en gestos”, que muchos pensarán que vaya tontería, al final a quien más ayuda es al que los da, hace salir de nuestro pequeño mundito, de nuestra zona de confort, y ver el mundo existente a nuestro alrededor; nos ayuda a pensar y vivir en positivo; nos hace ver la vida desde otra perspectiva mucho más bonita y optimista. Y si estos regalos los conviertes en hábitos, ya me contarás los excelentes resultados físicos y emocionales.
Fuente: Cascaraamarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario