miércoles, 9 de diciembre de 2015

El punto P, la zona erógena menos valorada por los hombres

La mayoría de los hombres desconocen que tienen un punto P y peor aun para la mayoría su estimulación es un tabú

¿Pero qué es el Punto P?
El punto P es una zona erógena masculina por medio de la cual se estimula la próstata, a través de su estimulación ya sea directa o indirecta el hombre puede experimentar mayor excitación, un orgasmo más intenso y una eyaculación más potente.

Pero, ¿por qué si este punto produce orgasmos más intensos no es tan conocido o apreciado por los hombres?

La razón principal, además del desconocimiento, es por qué una de las formas de estimularlo es a través del ano y para muchos hombres cualquier actividad que tenga que ver con el ano puede ser catalogada como dos cosas: como algo asqueroso y sucio o como algo relacionado con la relación sexual homosexual.

La realidad es que el ano, tanto de heterosexuales, bisexuales u homosexuales, es decir de todas las personas, está lleno de terminaciones nerviosas que con ciertos estímulos nos producen placer. El que te toquen el ano, lo penetren y lo disfrutes no define tu orientación sexual, simplemente es una parte más de tu cuerpo que te gusta que sea tocada.

Ahora en cuanto a la higiene es básico lavar la zona antes de comenzar e incluso, si así lo prefieres para sentirte más limpio, aplicar un poco de agua internamente a modo enema.

¿Cómo estimulo el punto P?
Existen dos formas, la primera es acariciando la piel del perineo y ejerciendo un poco de presión. Esta forma es sencilla pero menos efectiva.

La segunda es estimulando con los dedos por medio del ano. Para esto es necesario relajar el esfínter con caricias, puedes recibir incluso besos negros que sumados a una respiración relajada ayudara a que tu esfínter se dilate y se puedan introducir los dedos, si es la primera vez que lo haces, puedes comenzar con el dedo meñique poco a poco y por favor no olvides lubricante.

Ya que hayas logrado introducir los dedos tienes que realizar una leve presión sobre la pared, curvando el o los dedos hasta llegar a sentir la próstata (se siente como una especie de “bultito”), una vez que llegues ahí comienza a estimularlo con tu dedo.

punto-p

Si de plano no te alcanzas, puedes pedirle a tu pareja que lo haga por ti. La estimulación del punto P en conjunto con el sexo oral es una buena forma para llegar al cielo.
Fuente: Delisexy

No hay comentarios:

Publicar un comentario