domingo, 8 de noviembre de 2015

Mariquitas de flor en flor

 pareja
 Espero que nadie se sienta ofendido por el título del post, va en sentido cariñoso, es la metáfora que pueda describa mejor a muchos gais y sus relaciones amorosas-afectivas. Sigue leyendo para conocer este síntoma…
El síntoma de la “mariquita de flor en flor”, aplicado al gay, es aquel que va de relación en relación, que no de polvo en polvo. Es aquel al que ese tilín interior le suena continuamente, que suerte tiene, pensarán muchos; o hace que le suene, que esto ya es otra cosa.

Puede ser el que queda para una primera cita o un primer polvo y salé locamente enamorado, o eso cree. O el que lee, que pocos lo hacen, y ya pocos escriben, lo que pone en un perfil de cualquier app y se obsesionan porque este sí que sí.

Es el que parece que encuentra al amor de su vida en cada hombre que conoce, o en cada relación que empieza, y así ya lleva una larga lista.El problema no es este listado, que creo que está muy bien ir probando hasta dar con el adecuado, sino queen muchos casos, le pueden acompañar heridas cada vez más grandes, arrastradas de relaciones anteriores, heridas que con cada inicio fallido se hacen más profundas. 

Es el que está convencido  que la culpa de que no cuaje su relación es de esos hombres, que no lo entienden o no saben tratarlo, cuando la infección está dentro de él.  Y así podríamos poner más ejemplos.

Estas situaciones pueden llevar a un estado creciente de ansiedad interior porque cree que en cuanto de con su hombre ideal todo se curará, pero llega el siguiente y nada.

¿Qué pasa en estos casos? ¿Por qué no lo consiguen? Puede que un clavo no saque otro clavo, que posiblemente necesiten hacer un stop en sus relaciones, hacer un “cerrado por revisión interna” y dejar que las heridas se sanen antes de otro amor.

Es importarte partir de la base que el amor es muy bonito, esas mariposas, esa ilusión y bla, bla, bla… pero es fundamental contar que habrá problemas, dificultades y hasta peleas. Es lo normal porque hablamos de dos personas, como se dice en mi tierra “cada uno es de su padre y de su madre”. 

pareja gay copy copyCon esta premisa anterior, si empiezas con heridas  sin sanar, estarás vulnerable y cualquier roce o mal entendido, sin mala intención por la otra parte, se puede interpretar de manera equivocada, cualquier situación que te recuerde a malas experiencias anteriores, puede reabrir esas cicatrices mal curadas y vuelva la infección. 

Creo que todo el que empieza una relación, de manera consciente, no va a hacer daño a la otra persona, otro punto son estas heridas que llevan decir o hacer cosas hirientes, o que se interpreten de esa manera. El dolor nubla nuestra serenidad y forma de ver la vida. 

Cura tus heridas del pasado antes de comenzar algo nuevo y verás como todo va de otra forma. Toma antibióticos emocionales que haga que la fiebre y la infección remita, y disfrutes de ese amor como realmente te mereces y se merece la otra parte, y sobre todo, se feliz querido mío, y empieza a quererte tú.
Fuente: Cascaraamarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario