jueves, 19 de noviembre de 2015

Consejos para viajar con el teléfono y realizar llamadas desde el extranjero

Viber, Voipbuster o Fring son algunas de las aplicaciones que ofrecen ventajas para evitar sorpresas en la factura.

chica

Muchos ciudadanos han tenido la desagradable sorpresa de recibir la factura del celular de su viaje al extranjero. Cuando el teléfono está buscando servicio para hacer una llamada, las tarifas especiales que las compañías cobran por hacer o recibir llamadas, y conectarse a la red desde el extranjero, sigue siendo sorprendente y desorbitado. Algo que no tiene sentido es el precio del servicio de telefonía en un mundo que cada día es más globalizado en el que es habitual moverse entre países o tener familiares, amigos y negocios más allá de las propias fronteras.

Sin embargo, hay varias medidas que se pueden tomar para evitar este tipo de susto. La primera de ellas, y más básica es desactivar la itinerancia de datos. Casi todos los teléfonos permiten hacerlo desde la sección de ajustes y así se evita que el celular se conecte sólo a un servicio extranjera al llegar a la frontera. Otra opción parecida es de poner el celular en modo avión, algo que quizás es muy agradable, sobre todo, en vacaciones pero que evidentemente, nos deja sin conexión.

Por eso, una buena opción es no desaprovechar la multitud de redes públicos (Wi-Fi) que existen en aeropuertos, cafeterías, restaurantes, y hoteles. Son numerosos los establecimientos que ofrecen conexión de Wi-Fi gratuita a sus clientes. En estas zonas podremos contactar con nuestro país de origen sin medio al dichoso servicio de roaming. Y, por cierto, existen servicios de este tipo de Wi-Fi sugieren que usen el GPS del móvil para indicar cuál es la más cercana concesión de Wi-Fi, como por ejemplo la app OpenSignal para Android.

chico

Las llamadas VoIP pueden ser una salvación en el caso de que encontremos una de estas zonas con Wi-Fi gratuitas. Además, también puede servirnos si nos encontramos en EE. UU. y queremos realizar una llamada a México o cualquier otro país. Se trata de servicios que usan los datos de internet para trasmitir la voz y hacer llamadas así que, si conseguimos un lugar desde el que no tengamos que pagar la conexión, la llamada será gratuita. Para ello, la persona con la que hablemos tiene que tener este mismo servicio pero en caso de que no lo tenga el precio a pagar tampoco es muy alto. Viber, Voipbuster o Fring son algunas de las aplicaciones que ofrecen este servicio.

De todas maneras, no hay ninguna duda de que si nuestro temor al roaming es por hacer llamadas al extranjero, es muy interesante consultar las ofertas que están ofreciendo algunos operadores, como T-Mobile, que permiten hacer llamadas a México, Canadá y otros 70 países por una tarifa especial. Si tenemos familiares o negocios con personas que se encuentren en alguno de esos países, con estas ofertas se puede contactar con ellas sin miedo a la factura telefónica.

Con este tipo de medidas, estar conectados cuando nos encontramos fuera de nuestro país o hacer llamadas a países extranjeros deja de ser un lujo o una aventura intrépida que se resolverá, casi con toda seguridad de manera poco satisfactoria, al llegar la factura del teléfono. Ponerlas en práctica es sencillo y el ahorro puede ser verdaderamente significativo.
Fuente: Cascaraamarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario