lunes, 23 de noviembre de 2015

Cómo superar las secuelas del bullying según Ayuda Psicológica Online

Cómo superar las secuelas del bullying según Ayuda Psicológica Online 
 Podemos definir el acoso escolar o bullying como un acto intimidatorio, físico y psicológico, iniciado y mantenido durante un tiempo considerable por parte de una o varias personas contra otra, más débil. Las consecuencias de este acoso no son en absoluto transitorias, no se trata de un padecimiento que el niño sufre durante un tiempo razonable y luego olvida. El bullying suelen dejar importantes secuelas que se revelan en la edad adulta. Tal y como han demostrado diversas investigaciones, las personas que han sufrido bullyingson más propensas a tener peor salud física y psicológica. Además, su riesgo de depresión, ansiedad e ideas suicidas es mayor. Asimismo, la vida social y emocional de las víctimas también se puede ver afectada. Quienes sufrieron acoso escolar, tienen más dificultad para establecer relaciones de pareja, dicen tener menor calidad de vida y menos satisfacción.

Por ello, si has sido victima de bullying en el pasado, estos consejos te pueden ayudar a sanar las heridas del pasado para que no condicionen tu vida actual.

Supera el rencor. Odiar y maldecir a los acosadores no arregla las cosas, al revés, te crea mas sufrimiento. Sería bueno reflexionar sobre los problemas que arrastran los agresores ytransformar el odio y rencor por pena, ya que los acosadores cargan con mucha “basura emocional” debido a carencias, heridas y descargan sus propias frustraciones con personas inocentes.

Cuida tu lenguaje interno. Lo que nos decimos a nosotros mismos tiene un gran efecto en cómo pensamos y cómo nos sentimos, por ello, háblate con respeto y mucho cariño.
Potencia tus habilidades. Después de un acoso, la autoestima queda muy resentida, por ello sería bueno tratar de desarrollar las virtudes practicando una actividad que te guste y en la que sobresalgas positivamente.

El problema lo tiene el acosador no tú. Recuerda que un acosador lleva a cuestas muchos problemas, por ello nada de lo que te dijera o hiciera debería ser tomado de forma personal, ya que el problema era del acosador y tú simplemente tuviste la mala fortuna de cruzarte en su camino.

Evita pensamientos autodestructivos. Cada vez que sientas que no vales nada, recuerda que esos pensamientos son sólo las secuelas de una agresión, pero son pensamientos erróneos porque tú eres una persona muy valiosa que merece ser feliz.

Todo sucede por algo. Es positivo pensar que todo en esta vida ocurre para enseñarnos algo. En la vida se nos presentan muchas dificultades pero cada vez que algo se supera, la persona aprende, madura y se hace más fuerte.

Pide ayuda profesional. Si ves que las consecuencias del bullying te provocan sufrimiento, recibir ayuda psicológica te va ayudar a superar las secuelas del acoso y que éstas no condicionen tu vida actual.
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario