sábado, 3 de octubre de 2015

¿Pides lo que te gusta?


¿Cuántas veces damos por sentadas cosas, en todos los aspectos, desde convivencia, sexo, gustos y colores, que no son así? ¿Cuántas veces estos temas se han convertido en una fuente de problemas, enfados o malos entendidos?

pareja gay copy“Esto se sobreentiende…”, “pensaba que sabías que eso me gustaba”, “yo daba por sentado que…”  ¿Os suenan este tipo de frases? Estoy convencido que os ha pasado y os sigue pasando con cada nueva relación, o con la que tenéis; con vuestra familia, amigos y conocidos.

Damos por sentadas muchas cosas que realmente no son así, la gente que te rodea, tu pareja, por ejemplo, no está dentro de tu cabeza ni de tu corazón, no tiene rayos laser especiales en sus ojos para entrar dentro de cabecita y leer tus pensamientos.

Estos “dar por sentados” al final llevan a tener malos entendidos, porque en tu cabeza tendrían que suceder, pero en la de la otra persona no suceden, en muchos casos, porque no tienen ni idea.

A veces nos da reparo decir lo que queremos o nos gusta por vergüenza, sentimiento de culpa, experiencias anteriores, o miedos a que no los acepten, se rían, parezcan una chorrada o creas no está a la altura de lo que tu pareja, por ejemplo, espera de ti.
En la convivencia, se da por sentado, que si conviven dos personas, el reparto de tareas se hace de forma equitativa, pero qué sucede, que en muchos casos, uno lo acaba haciendo todo o casi todo. No sería más fácil hablarlo desde el primer día, dejarlo claro.

Lo mismo sucede con el tema economía en la pareja, uno de los grandes tabúes. Vamos a ver, si vas compartir tu vida con alguien, y ese alguien te quiere realmente, y tú a él, la economía forma parte de la vida, y quizás uno tenga más posibles que el otro o al revés; tu situación es la que es, y la suya es la que es. Pues no, me he encontrado casos que esto no se ha hablado y la parte que menos puede, aparenta algo que no es real, hasta que llega la asfixia económica.

pareja gay 2Y no hablemos ya del tema sexo, otro de los grandes tabúes de las relaciones. El primer día de encuentro sexual, que puede ser el día que quedasteis por Grindr y luego surgió la chispa, sucedieron una serie de cosas en el sexo, que ya parece que eso se tiene que repetir siempre. Uno hizo de activo y el otro de pasivo, y así se queda el resto de la relación, cuando igual ambos pueden llegar a ser versátiles. O a uno le gusta usar ciertos juguetes sexuales, y por temor a lo que piense su pareja, como “que desbravado”, no se dice nunca. Y así miles de ejemplos.

Sé que hay ciertos temas, por esos miedos, creencias o experiencias que cuesta hablar en todo tipo de relación y especialmente en la de pareja, pero creo si queremos funcione, debemos vencer esos temores a decir lo que queremos y nos gusta, porque solo tu conoces lo que te gusta.

Siempre está la opción que la otra parte no lo acepte, como está la opción que tú no aceptes ciertas cosas del otro, está la libre elección, algo que forma parte de esas relaciones maduras y felices que todos queremos.

Y siempre está la opción de abrirse a nuevas experiencias, los gustos van cambiando, y la chispa de la vida está en la aventura, en experimentar.

Y sobre todo no te minusvalores por tus gustos, son tuyos, y si a alguien no le gustan, no aparentes lo que no eres, nunca pierdas tu esencia como persona, entre ello lo que te hace feliz y te gusta te hagan o hacer.

A ser valientes y a por ello, y si no sabes cómo hacerlo, ya sabes que estoy a tu disposición para ayudarte. Esos miedos y temores se pueden analizar y ver la forma de superarlos, se trata de ti, tu vida y tu felicidad, y todo será mucho más divertido, relajado y placentero.
Fuente: Cascaraamarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario