miércoles, 14 de octubre de 2015

Desgarro anal, como evitarlo y prevenirlo

El sexo anal es, aunque parezca una sorpresa, un tabú para muchos. Leer según qué por Internet y alguna historia truculenta puede dar miedo a la hora de lanzarse a practicar sexo por detrás. Uno de los temas más temidos es el del desgarro anal o fisura anal. Vamos a analizar cómo puede pasar y cómo evitarlo, para que no tengas miedo y practiques sexo anal seguro y feliz

Cómo detectar una fisura anal
Puede parecer evidente, pero si te duele el ano tras una penetración, inspecciónalo y revisa por si sientes un dolor intenso y desgarrador cuando vas al baño y, sobre todo, si encuentras sangre. Vete a urgencias y que te lo revisen. Fuera vergüenzas, tu salud es lo primero.

Consejos para evitar un desgarro anal
Primero de todo: higiene a fondo.
Puede que no haga falta decirlo, pero nosotros lo repetimos: lávate a fondo. No sólo una ducha rápida. Si quieres probar el sexo anal, tienes que llevar tu ano limpio. Busca formas de hacerlo saludables y efectivas, nada peligrosas y que te dejen el culito nuevecito para estrenar. Otro consejo: procura evacuar antes, es complicado calcularlo, pero lo agradecerás cuando te pongas al tema.

Usa condón
Usa condón siempre hasta que no te encuentres en una relación estable y se hagan las pruebas pertinentes. El tópico de “sin condón se siente más” no lo es tanto, y se puede disfrutar igual del sexo con ello. ¿O acaso los que están operados de fimosis no tienen derecho a practicar sexo, ya que su glande no tiene tanta sensibilidad?

Lubrica bien
Antes de empezar y durante, que no falte el lubricante. Hay a quién le cuesta más o a quién le cuesta menos, pero el lubricante lo hará todo más fácil y te evitará muchos posibles errores y daños.

Sin prisas, poco a poco
Y cuando empiece, poquito a poquito, no hay prisas. Trabaja el ano con un dedo, luego con dos, animaos a usar un dildo. Y luego pasar a la carne de verdad. Tomatlo con calma, que con prisas no se llega a ningún lado.

Delicadeza y suavidad
Muy importante ser delicado y suave, a no ser que te pidan caña, claro. Pero a quién le cueste el sexo anal, no le ayudará nada estar nervioso.
Fuente:  Zonagayperu

No hay comentarios:

Publicar un comentario