jueves, 20 de agosto de 2015

Toda la verdad sobre los bisexuales

Reproducimos fragmentos del irónico artículo que Naith Payton acaba de publicar en Pink News


¿Sabía usted que todo lo que ha oído hablar de las personas bisexuales es cierto? Todas y cada una de las cosas que ha escuchado. Para empezar, los bisexuales no existen, y, por supuesto, también, todo el mundo es un poco bisexual.

Muchas personas dicen que son bisexuales, pero ¿cómo se puede comprobar? A menos que estén saliendo con dos personas de diferente sexo al mismo tiempo no siempre se puede estar seguro. Ya se sabe que uno no puede fiarse de las cosas que cada persona dice de sí mismo. ¿Y si se equivocan sobre su propia sexualidad? Usted probablemente sabe mejor que ellos todo esto y  así debe decírselo.
Siempre es una buena idea preguntar a alguien qué sexo prefiere porque entonces se encontrará en disposición de juzgar  su  verdadera sexualidad. Puede lograr este objetivo haciéndoles preguntas tan divertidas como “si en un bar ves a un tío y a una tía atractiva al mismo tiempo, ¿a quién entras primero?”. O mejor aún: “¿Con quien te lo harías antes con Brad Pitt o con Angelina Jolie?”.

Como bien es sabido, todas las personas bisexuales tienen una preferencia clara por uno de los sexos, ya que a todo el mundo le ocurre ellos no van a ser una excepción. Pero si se inclinan por uno de ellos, eso significa que no son realmente bisexuales. Así de fácil: los bisexuales deben tener preferencias o por hombres o por mujeres sin en realidad tenerla.

Otro punto que debemos destacar es que los adolescentes y los jóvenes no pueden saber si son realmente bisexuales porque lo suyo es probablemente sólo una fase. Eso significa que lo que sienten no es real y deben esperar a que sus hormonas se tranquilicen.

Luego está el tema de la pareja. Es claramente sospechoso que alguien que se considera bisexual asegure que es monógamo. Nadie duda que este tipo de personas son más propensas a ser infieles a sus parejas porque hay más personas con las que les pueden engañar, exactamente el doble que un homosexual o un hetero. Esto es sólo una cuestión de matemáticas, no de opiniones.

La mayoría de las mujeres bisexuales son, evidentemente, en secreto, heterosexuales, pero lo dicen por llamar la atención de cierto tipo de hombre.  Los hombres bisexuales por el contrario son, en el fondo, todos gays. Una vez que un hombre se acuesta con otro o simplemente empieza a imaginar tocamiento con alguien de su mismo sexo, se vuelve homosexual para siempre por mucho que lo disimule. Por supuesto que si hay menos hombres bisexuales que féminas es porque ellas son multitarea, mientras ellos no son capaces de simultanear casi nada.

“Los bisexuales acaban siendo homosexuales”. Es un dicho cada vez más extendido y ya sabe que cuando el río suena…Primero todos los homosexuales se dicen bis y luego ya se sabe lo que ocurre. Nunca pasa a la inversa…

Esperemos que ahora ya esté mejor informado sobre estos hechos inapelables sobre la bisexualidad. O le parece, como a mí, que no se pueden decir más tonterías en menos líneas…
Fuente: Ocioxocio

No hay comentarios:

Publicar un comentario