sábado, 18 de julio de 2015

Viviendas en islas privadas para desconectar del mundo

  • Propiedades de lujo situadas en entornos paradisíacos para escapar de la rutina

  • Desde Minessota hasta Australia, lugares de postal para unas vacaciones diferentes

Trabajo, estudios, familia, amigos, etc. Seguro que todo esto ha supuesto alguna vez bastante estrés a más de uno. Lo ideal si se está saturado de la rutina del día a día es desconectar, desaparecer por un tiempo a algún lugar apartado en el que nada ni nadie pueda perturbar la tranquilidad. Y qué mejor lugar para poder relajarse que una isla paradisíaca para poder disfrutar de unos días de descanso en un entorno de postal. En las siguientes propiedades de ensueño, seleccionadas por el portal HomeAway y situadas en islas de película, no están permitidos los agobios.

Minessota, Estados Unidos

Isla privada de Shakopee, en Minessota
Disfrutar de la belleza y la tranquilidad de esta isla privada de Shakopee, de más de 46.500 m2, es una de las opciones para alejarse del mundanal ruido. Esta casa rural tiene capacidad para 8 personas y está situada en el lago O' Dowd, rodeada de una exuberante naturaleza de diferentes colores -según la época del año- y que convertirá su estancia en idílica.

Zadar, Croacia

Isla privada en Zadar, Croacia
Esta villa exclusiva, de una planta, se integra en el entorno de piedra y vegetación, creando un marco único. Con una capacidad para 7 personas, en su jardín se podrá pasear entre olivos, palmeras, pinos, naranjos o limoneros, entre flores y hierbas mediterráneas aromáticas, con el azul del mar como escenario de fondo.

Yakarta, Indonesia

Isla privada en Yakarta, Indonesia
Alquilar una isla entre las mil que alberga el Mar de Java es uno de los grandes planes para vacaciones. Esta pequeña joya, a poca distancia en barco de la costa de Yakarta, es un entorno paradisíaco donde la arena blanca, el agua turquesa y el bosque esmeralda serán los bellos compañeros de viaje. El alojamiento se compone de cuatro casas separadas entre sí, de estilo malayo o balinés, con un total de 4 habitaciones y 2 baños para 8 personas. Entre ellas, hay un pabellón independiente para reuniones o cenas.

Pelican Lake, Minessota

Isla privada en Pelican Lake, Minessota
La cabaña Orr, en Strand Island -de 42 hectáreas- data de un siglo atrás, pero está completamente renovada y equipada, conservando en algunos detalles un aire romántico e inconfundible. Con capacidad para 20 personas y 8 habitaciones, en una de ellas hay cuatro camas oscilantes suspendidas en el techo como parte de su oferta de alojamiento. Además de la estancia principal, el sitio cuenta con un porche para relajarse en familia, sauna y una antigua cabaña.

Fiji, Melanesia, Australia y Pacífico Sur

Isla privada en Fiji, Melanesia (Australia y Pacífico Sur)
Este increíble chalé con tres habitaciones situado en la segunda isla más grande de Fiji está equipado con todas las comodidades, entre ellas, barbacoa en el jardín, piscina privada, jacuzzi o pista de tenis. Con capacidad para 6 personas, cuenta con 3 habitaciones y es ideal para viajar con la familia o con amigos. Si el huésped es amante de la fotografía, sin duda, éste es su paraíso.

Costas de Armor, Bretaña

Isla privada en Costas de Armor, Bretaña
Esta magnífica casa de 300 m2 y con capacidad para 15 personas tiene una ubicación y vistas excepcionales al mar y al archipiélago de Bréhat. Situada en una isla de 15 hectáreas rodeada por un gran estanque, es accesible en coche, incluso con mareas altas, gracias a una presa entre isla y continente. Su paisaje de naturaleza pura invita a recorrer todos los rincones de la isla.

Florida, Estados Unidos

Isla privada en Florida, Estados Unidos
Un alojamiento espectacular para 8 personas frente a los Cayos de Florida. La Casa Marathon cuenta con una gran terraza que permite disfrutar del increíble paisaje en 360 grados, un muelle para la pesca y una plataforma de lanzamiento de helicóptero. Uno de los grandes atractivos de la isla es que está rodeada de bellos arrecifes de coral que podrán contemplarse al bucear o nadar.
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario