sábado, 18 de julio de 2015

La vitamina C nos protege frente a enfermedades cardiovasculares

La vitamina C nos protege frente a enfermedades cardiovasculares 


Todos sabemos que consumir fruta fresca es bueno para nuestra salud, pero si esta es rica en vitamina C, tu corazón lo va a agradecer.
Según un estudio realizado hace unos meses, el tener un nivel elevado de vitamina C en sangre nos va ayudar a prevenir numerosas enfermedades cardiovasculares. Ganamos en calidad de vida y, además, nos defendemos mucho mejor frente a las infecciones.
Así que, ¿y si aumentamos el consumo diario de naranjas, limones, kiwis o pomelos?

La vitamina C nos protege del riesgo de muertes prematuras

Naranjas
Cuando hablamos de muertes prematuras nos referimos a infartos o ictus, dolencias que afectan por igual a hombres y a mujeres y que, a su vez, se relacionan con hábitos de vida y alimentación poco saludables.
¿Quiere decir esto que si consumimos mucha vitamina C lograremos evitar estas enfermedades al 100%? En absoluto, no se trata de esto.
Se trata en realidad de llevar un equilibrio en nuestro día a día, y seguir una dieta saludable y variada donde no debe faltar la vitamina C presente en la fruta y la verdura fresca.

Lo que nos dicen los estudios sobre la vitamina C

La investigación fue llevada a cabo en la Universidad de Copenhague y el Hospital Herlev de Dinamarca y, posteriormente, los resultados sobre la misma se publicaron en la revistaAmerican Journal of Clinical Nutrition“.
Lee también cómo te ayuda la vitamina C en caso de osteoporosis.
Los datos que nos han ofrecido son los siguientes:
  • Las personas que consumen diariamente frutas y verduras ricas en vitamina C tienen un 15% menos de probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  • Quienes consumen, por ejemplo, frutas como naranjas, limones, pomelos (toronjas), etc. de modo regular, tienen un 20% menos de probabilidades de fallecer de forma súbita.
  • La vitamina C nos ayuda a mejorar el tejido conectivo de nuestros órganos, mejorando la funcionalidad de nuestras células y la fortaleza de venas y arterias.
  • La vitamina C es uno de los mejores antioxidantes para la salud cardiovascular, ya que protege a las células de la oxidación producida por los radicales libres.
  • Nuestro organismo no es capaz de producir vitamina C por sí mismo, así que debemos obtenerla de fuentes naturales como la presente en la fruta y la verdura.
  • Según nos indican los científicos de este estudio, si bien es cierto que podemos conseguir vitamina C mediante suplementos que venden en las farmacias, siempre será mucho mejor consumir fruta fresca.
Se procesa mejor en el organismo y nos ofrece además otros nutrientes.

Descubre los alimentos más ricos en vitamina C

¿Cuál-es-La-manera-correcta-de-comer-brócoli-para-aprovechar-sus-nutrientes

Tal y como te hemos señalado antes, lo más adecuado para cuidar de nuestra salud cardíaca es consumir fruta y verdura fresca.
Es recomendable también tomarlas en las primeras horas del día y antes de tus comidas.
Si consumes fruta después de tu almuerzo o tu cena, los nutrientes no se absorben de forma tan adecuada como lo haría con el estómago vacío. Además, dificultan nuestras digestión.
Descubre también cómo disfrutar de unas mejores digestiones

1. Naranjas, limones y pomelos

  • A la hora de obtener una buena dosis de vitamina C, es esencial que incluyamos en nuestra dieta naranjas, limones y pomelos.
  • Las naranjas puedes consumirlas de forma natural, a trocitos y con un poquito de miel.
  • El pomelo puedes tomarlo en forma de jugo antes de tus dos comidas principales.
  • El limón es muy adecuado tomarlo por las mañanas en su jugo con un vaso de agua tibia. Tampoco olvides los beneficios del limón congelado,  es un modo de obtener mayor vitamina C y antioxidantes.

2. Una fruta muy rica en vitamina C, el kakadu

  • Si no conoces el kakadu te diremos que es una ciruela de origen australiano conocida también como gubinge o murunga. Su nivel de vitamina C es muy elevado y podrás encontrarlo en tiendas de fruta muy especializadas. Si tienes la oportunidad… ¡Consúmela!

3. Grosellas y papayas

  • Después de los limones, de las naranjas y de la ciruela kakadu, las grosellas y las papayas son las siguientes frutas más interesantes para cuidar de nuestra salud cardíaca.
  • Es recomendable consumirlas de modo natural, no en jugo y aún menos en mermeladas. Puedes combinarlas en tu desayuno con un poco de avena o con un poco de kéfir. ¡Delicioso!
Descubre los beneficios de tomar un vaso de jugo de naranja cada día.

4. Perejil, pimiento rojo, brócolis y coles de bruselas

  • Siempre que te sea posible añade a tus comidas perejil fresco.
  • Te gustará saber que el pimiento rojo contiene 139 mg de vitamina C por cada 100 gramos, casi el triple que la naranja. Añádelo en tus ensaladas de forma cruda pero cortado de forma muy finita y en una cantidad pequeña.
  • Los brócolis y las coles de Bruselas son esas verduras crucíferas tan adecuadas para nuestra salud cardíaca. Consúmelas de dos a tres veces por semana, al vapor y con un poco de aceite de oliva. Son deliciosas y nos ayudan a prevenir muchas enfermedades.
corazon-mujer1

¿Te animas a llevar una vida más sana? No te olvides de hacer un poco de ejercicio cada día y de consumir vitamina C, ¡tu corazón lo va a agradecer!
Fuente: Mejor con salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario