sábado, 4 de julio de 2015

Así fue la II Feria del Libro LGBT del Orgullo de Madrid

Así fue la II Feria del Libro LGBT del Orgullo de Madrid 


Durante las jornadas del jueves y del viernes, dentro de las numerosas actividades realizadas para celebrar el Orgullo LGBT, la céntrica calle Hortaleza ha servido de escaparate para acercar la literatura a todos los madrileños y a los numerosos visitantes que acuden a la capital de cara a la manifestación de este sábado a través de la II Feria del Libro LGBT.

En los dos días muchos son los autores que han acudido a firmar sus obras, donde se aborda a través de la novela y el ensayo la identidad de género y la orientación sexual. “Si la Feria existe es gracias al esfuerzo de las editoriales que, sin contar con ningún apoyo oficial, consiguen estar presentes en un evento que debería incluirlas desde el primer momento. Dicho lo anterior, creo que, si el orgullo es también la reivindicación de una forma de expresión, la cultura no puede faltar en el programa oficial. Las editoriales deberían integrarse en un evento cultural más amplio, quizás con exposiciones o performances artísticas, con publicidad y difusión suficientes como para despertar interés directo y tal vez en un local o espacio determinado al que acudir de propio y que no suponga un hecho aislado y de paso en la calle, sino un evento en sí mismo y con la misma importancia que un concierto o la carrera de tacones. Esto, no es posible sin el apoyo de la organización oficial del Orgullo”, cuenta para RAGAP Claudio Mazza, autor de la novela Suburbana editada por Dos Bigotes. Una opinión similar a la de otros autores de los que han participado en esta firma.

“Creo que el modelo de Orgullo que existe hoy está agotado. Es un modelo de los 90. Estos días salgo a la calle y me acuerdo de "El día de la marmota". Me da la sensación de que he vuelto a 1996. Como si realmente no fuera una fiesta de 2015 sino algo más parecido a lo que deben sentir los jóvenes cuando van al baile de las fiestas del pueblo. Yo creo en otra cosa, en algo más diverso e integrador a la vez. Y por supuesto, más cultural. Y por cultural no me refiero a conferencias, batallas de flores ni poetas en cada esquina sino a aprovechar el momento para hacer otro tipo de cosas: aprender historia, idiomas, compartir lecturas, películas, conciertos (el 90% de los conciertos de estos días son pura basura. Recuperar a los ancianos y a los niños, a la gente del barrio (sea el barrio que sea). Quizá exagero, pero esto ya le he visto durante 20 años y cada año hay más gente y menos propuestas interesantes”, cuenta por su parte José Luis Serrano, también conocido como Elputo Jacktwist, autor de novelas como ‘Sebastián en la laguna’ o ‘Lo que no se dice’.
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario