jueves, 2 de julio de 2015

Así afectará la Ley Mordaza al Orgullo

Así afectará la Ley Mordaza al Orgullo 
En los próximos días y semanas se celebran los Orgullos LGBT en ciudades como Madrid, Ibiza o Torremolinos. Después de que se haya celebrado en muchas ciudades de España, es el turno de las más tardías, a las que afectará de lleno la entrada en vigor de la conocida como “Ley Mordaza” aprobada por el Gobierno y que entra este miércoles en vigor.

En RAGAP hemos querido recopilar cuáles son los puntos que afectarán a las manifestaciones de reivindicación del Orgullo.

- Faltas muy graves (entre 30.001 y 600.000 euros de sanción)


“Manifestaciones no comunicadas o prohibidas ante infraestructuras críticas”. Es necesaria la autorización de la Subdelegación del Gobierno, como hasta ahora. Lo mismo para “celebrar espectáculos públicos quebrantando la prohibición ordenada por la autoridad correspondiente por razones de seguridad pública”.

- Faltas graves (entre 601 y 30.000 euros de multa)

“La perturbación grave de la seguridad ciudadana en manifestaciones frente al Congreso, el Senado y asambleas autonómicas aunque no estuvieran reunidas”. Nada de concentrarse frente a estos edificios.

“La desobediencia o la resistencia a la autoridad, así como la negativa a identificarse a requerimiento de la autoridad o de sus agentes”. Puede que no hayas salido del armario y que vayas al Orgullo a sentirte bien sin que se enteren en casa. Pero estás obligado a identificarte si te lo pide un policía. También puede que seas una persona trans con un documento de identidad que no se corresponde con tu verdadera identidad. Pues también tendrás que enseñarlo.



“Negarse a disolver reuniones y manifestaciones en lugares de tránsito público cuando lo ordenen las autoridades competentes cuando concurran los supuestos del artículo 5 de la Ley Reguladora del Derecho de Reunión” (como “cuando se produzcan alteraciones del orden público con peligro para personas o bienes”). Si a mitad de la manifestación se produjeran, por ejemplo, daños en mobiliario urbano, se podrá disolver la manifestación”.

“Perturbar el desarrollo de una manifestación lícita”. Esto puede incluso beneficiarnos. Si se produce una manifestación homófoba paralela, tendrá que ser inmediatamente disuelta.

“Solicitar y disfrutar (por parte del demandante) de servicios sexuales en zonas de tránsito público, cerca de lugares destinados a su uso por menores o en zonas que pueda generar un riesgo para la seguridad vial”. Nada de cruising ni chaperos en el Orgullo.

“El uso público e indebido de uniformes, insignias o condecoraciones oficiales, o réplicas de los mismos del equipamiento de los cuerpos policiales o de los servicios de emergencia que puedan generar engaño”. Nada de vestir este Orgullo de Policía o Guardia Civil, por mucho morbo que nos dé.



“El consumo o la tenencia ilícitos de drogas, aunque no estuvieran destinadas al tráfico, en lugares públicos, así como el abandono de los instrumentos empleados para ello”. Este punto tampoco nos afectaría, porque todo el mundo sabe que en el Orgullo nadie se mete.

Dar datos falsos para la obtención de las documentaciones previstas en esta Ley”. Por ejemplo, si te llamas Álex pero en tu DNI dice que tu nombre es Beatriz, no tendrás más remedio que entregar el documento.

“El uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que pueda poner en peligro la seguridad personal o familiar de los agentes, de las instalaciones protegidas o en riesgo el éxito de una operación, con respeto al derecho fundamental a la información”. Nada de hacer fotos o grabar a los agentes que están trabajando para el buen funcionamiento del Orgullo. Esto en Nueva York no pasa.


- Sanciones (de 100 a 600 euros)


“La celebración de manifestaciones sin comunicar a las autoridades, cuya responsabilidad corresponderá a los organizadores”. Si quieres montar un Orgullo en tu pueblo, sigue los protocolos.

“Las faltas de respeto y consideración cuyo destinatario sea un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones de protección de la seguridad”. Nada de invitarlos a bailar como hacen en Nueva York.

“Hacer o incitar a actos que atenten contra la libertad e indemnidad sexual, o ejecutar actos de exhibición obscena”. ¿Prohibidos los manifestantes nudistas? ¿Ya no se podrán chupar caramelos con formas fálicas?”



“La ocupación de casas y la venta ambulante no autorizada”. Esto no es nuevo. Pero siempre hay quien te intenta vender una cerveza fría con un carrito de la compra camuflado entre miles de manifestantes.

“No tener la documentación personal legalmente exigida o no denunciar su robo o pérdida” y “negarse a darle la documentación a la Policía”. Por poca ropa que quieras llevar, siempre tendrás que dejar un hueco para guardarte el DNI o el pasaporte.

“Causar daños a bienes muebles o inmuebles de uso público o privados que estén en la vía pública”. Esto tampoco es nuevo.

Escalar edificios o monumentos sin autorización cuando haya riesgo de que se ocasionen daños”. Nada de meterse a la fuente, subirse a la baranda del parque o protagonizar un escenas como esta en el Oso y el Madroño de la Puerta del Sol.



“La remoción de vallas, encintados u otros elementos fijos o móviles colocados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para delimitar perímetros de seguridad”. Habrá que ver hasta dónde llegan las vallas.



“Dejar sueltos o en condiciones de causar daños animales feroces, así como abandonar animales domésticos en condiciones en que pueda peligrar su vida”. Si quieres llevar a tu perro con su bandera gay, le vas a tener que poner un bozal.

“El consumo de alcohol en lugares públicos cuando perturbe gravemente la tranquilidad ciudadana”. ¿En serio? ¿Se va a aplicar esto en el Orgullo? ¿Y luego en las romerías, ferias y sanfermines?



En cualquier caso, te deseamos un feliz Orgullo, si es que puedes celebrarlo en concidiones. 
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario