viernes, 12 de junio de 2015

10 ejercicios para entrenar en la piscina o en playa

Si somos constantes, haciendo diferentes ejercicios como los que os voy a detallar a continuación, nuestro cuerpo mejorará tras el verano. Pero, ¿qué tipo de ejercicios puedo llevar a cabo en ambos lugares?

ejercicios piscina Llega el verano y el calor, los días de relax y vacaciones hacen que decaigan las ganas de practicar ejercicio. Sin embargo, podemos darle la vuelta a la tortilla y lograr mantener e incluso mejorar nuestro cuerpo en verano. Para ello, trasladaremos parte del entrenamiento a los lugares que más frecuentamos en esta época del año: la playa y la piscina.
Entrenar en la playa y la piscina, utilizando el agua como resistencia, permite aumentar la intensidad del ejercicio que hacemos, lo que nos hará quemar más calorías y mantenernos en forma. Por si esto fuera poco, la brisa marina, el sol y el agua del mar son muy beneficiosos para nuestro cuerpo, y nos proporciona sensación de bienestar.
  • Ejercicios aeróbicos: caminar por la playa, correr por la arena o nadar, son tres tipos de ejercicios más que recomendables que se pueden practicar en la playa (sobre todo a primera hora o a última del día, por el sol y por la cantidad de gente que podemos encontrarnos en la orilla), que nos ayudarán a quemar calorías. Un planteamiento razonable es nadar 10-15 minutos cada vez que entremos al agua o correr (eso sí, con las zapatillas adecuadas) unos 20 minutos al día en días alternos por la playa. Si estás en la piscina, puedes plantearte esos 20 minutos cruzándote varias veces la piscina diariamente. 
  • Ejercicios de resistencia: Como bien os indicaba antes, el agua ejerce una resistencia que podemos aprovechar al aire libre. Caminar por el agua, o incluso por la arena nos permite quemar más calorías y tonificar los músculos. Como si de una clase de aquagym se tratara, podemos elevar rodillas y abrir piernas a derecha e izquierda alternamente cuando estemos dentro del agua, lo que nos permitirá tonificar músculos. Ya mientras nos secamos, podemos hacer sentadillas y abdominales.
  • Estiramientos y relajación: Son muchas las playas que cuentan con clases colectivas de yoga y taichí a primera y última hora del día. Pero si no es el caso de la que tú frecuentas o bien a la hora que vas no hay nada, puedes optar por estirar tras practicar ejercicio como lo harías tras su sesión de entrenamiento. Brazos, piernas, espalda, cervicales…..
Y por supuesto, existen un montón de deportes que se ofertan exclusivamente en playas como windsurf, kitesurf, voley playa, fútbol playa, paseos en kayak, hidropedales…..practicar alguno de ellos también nos ayudará a mantenernos en forma.
En definitiva, el verano no tiene porqué ser una época sedentaria en la que apenas nos movamos…ahora, ya no tienes excusa: playa o piscina, las posibilidades son muchas de practicar deporte.
Fuente: cascaramarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario