jueves, 7 de mayo de 2015

8 apuestas que puedes hacer mientras ves porno gay

8 apuestas que puedes hacer mientras ves porno gay 


Seguro que de pequeño veías en la televisión a Ana Obregón y Ramón García en el programa '¿Qué apostamos?', y hoy queremos traeros una versión adulta y homosexual del mítico programa de televisión.

Así, si estás consumiendo porno con los amigos, los amantes o tu pareja podéis hacer apuestas (económicas o sexuales) sobre la película que tenéis ante vuestros ojos. La prenda que se debe pagar por ganar la apuesta la dejamos a tu elección, claro. Aquí va un listado de las apuestas que podéis hacer:

1. Roles. Hay que adivinar quién o quiénes serán los pasivos y quién o quienes los activos. En caso de que el actor sea versátil se dará por bueno el primer rol que haga ante la cámara.


2. Bajarse al pilón. ¿Quién será el primero que se agache a practicar sexo oral a su compañero de reparto? Hagan sus apuestas.

3. Fetichismos. ¿Crees que se lamerán las axilas o los pies? ¿Acabará ese cachas fornido practicando la lluvia dorada al moreno barbudo que tiene junto a sí? ¿O al final será todo muy tradicional, con postura del misionero?


4. Apunta y dispara. Consiste en adivinar en qué lugar se eyacularán los protagonistas, y si se da el caso, si se tragarán el semen (recordemos: sexo seguro siempre. Si tantas ganas tienes de saborear lefa, que sea la tuya propia).

5. El reparto. ¿Vaticinas de un solo vistazo qué actores repetirán escena a lo largo del metraje?

6. Decorados. Con solo saber el nombre de la película hay que adivinar si tendrá más escenas interiores o exteriores, y en qué lugares se desarrollarán. Estamos cansados de ver escenas en dormitorios. ¿Quizá estos dos echen el siguiente polvo en la cocina, o llamarán a un amigo y se lo montarán en el jardín?


7. Fallos de raccord. Aquí más que apostar, hay que analizar la forma en la que está dirigida la película, y el que detecte un fallo de raccord gana. Esto sucede cuando no hay continuidad entre un plano y otro; por ejemplo, cuando un chico está a punto de penetrar a otro y de buenas a primeras y por arte de magia aparece puesto el condón.

8. Hasta dónde llegará la eyaculación. Si estáis viendo porno, lo más posible es que a la vez os estéis masturbando. Apostad hasta dónde creéis que sois capaces de llegar con vuestra corrida.

El juego tiene unas reglas flexibles, y permite que en cada casa se añadan o quiten normas.
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario