viernes, 10 de abril de 2015

Primavera y las gay-aplicaciones

Ya hemos comenzado la primavera, y como dice el refrán, la sangre y lo que no es la sangre comienza a revolucionarse. Los campos empiezan a vestirse de verde, las flores a salir, los almendros en flor, y el mundo gay a salir de su hibernación, y las aplicaciones móviles, aplicaciones de ligoteo se ponen a tope.
contactosHace bastante que no las uso, creo que solo tengo perfil en una de ellas, a la que casi ni hago caso, pero recuerdo perfectamente esta época, hasta final de verano, en que hace mejor tiempo, hay más horas de sol, apetece salir más, conocer gente nueva, empiezan a fraguarse los deseos de esos amores o ligues de primavera-verano.
Nuestro cuerpo, con los rayos del sol cobra energía, salimos del letargo invernal, todo empieza a moverse, los locales vuelven a abrir o va más gente, empieza el tiempo de la playa, empezamos a usar ropa más ligerita y los usuarios de las aplicaciones aumentan considerablemente.
Este tiempo en que yo me lo pasaba pipa, he de reconocerlo, y no por lo de las aplicaciones, sino por salir más, y por mirar a la gente a la cara, reconozco que soy más de la antigua usanza, del flirteo y ligoteo en persona... soy un romántico, qué le vamos a hacer.
primaveraPues para mí tiene un gran peligro, al que creo debemos estar atentos, que nos volvamos obsesivos compulsivos, y nuestra vida gire entorno a las aplicaciones. Que nos pasemos el día, estando solos o acompañados, pegados al móvil, mirando perfiles, abriendo continuamente las aplicaciones para ver quién hay nuevo, desde hace medio minuto; quién hay cerca para ver si te gusta o no, si le gustas o no, y mensaje va, mensaje viene, eso cuando te contestan o contestas…
La primavera es mucho más que una aplicación de móvil, sobre todo cuando estamos con nuestros amigos, familiares..., nos perdemos lo bonito de este tiempo por un ligoteo momentáneo, si es que lo consigues.
Si es lo que quieres perfecto, pero no pongas todas tus esperanzas en la foto que ves en una aplicación de móvil, que luego pueden venir las frustraciones y la autoestima se puede resentir porque no lo consigas. Como siempre digo, ponte en valor, porque tú vales mucho, disfruta de la primavera en todos los sentidos, de tus amigos y sus charlas, de tu familia, de ti mismo, si tiene que llegar el amor, llegará; estate atento a las miradas, los guiños, los gestos; levanta la vista cuando vayas por la calle, cuando salgas de cena o de copas, cuando vayas al súper, o la tienda de la esquina.
Y sobre todo, disfruta de todo lo que este tiempo te ofrece, de ese estado de ánimo que aflora, no te quedes, sólo en casa delante del ordenador viendo perfiles, hay vida más allá. Recuerdo de esos días viendo perfiles, en los que al final no conseguía nada, y luego me sentía mal porque había perdido el tiempo de manera soberana, en lugar de disfrutar de otras cosas.
Fuente: Cascaramarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario