jueves, 16 de abril de 2015

Opinión: El odio a ver un beso, por David Pallás

Opinión: El odio a ver un beso, por David Pallás 


El pasado 13 de abril, fue “El día Internacional del Beso”. Ante una manifestación de amor o cariño tan bonita, muchos miembros de la sociedad LGTB nos sumamos a colgar en nuestras redes sociales fotos o ilustraciones de besos no heterosexuales, buscando reclamar de este modo una visibilidad de nuestra forma de amar, intentando huir de un mundo basado en la “heterocracia” como único modo de vida. Para mí fue algo increíble poder ver en tantos perfiles de amigos y desconocidos ese tipo de fotos, que muchas veces a un gran sector de la población le cuesta colgar por “el qué dirán”. Me acosté con una sonrisa, pensando que estábamos avanzando pequeños pasos para la “normalización”.
En cambio, al día siguiente, el 14 de abril, leí en varios portales LGTB y prensa digital nacional, que durante este pasado año 2014, se habían dado más de 500 agresiones movidas por la homofobia y la transfobia. Éstos son los llamados crímenes de odio, que durante el pasado año ascendieron hasta 1.285 (casi un 10 por ciento más que el año pasado). Las agresiones al sector LGTB han sido las que han encabezado esta lista (con un 40 por ciento aproximadamente), seguidas de las causadas por cuestión de racismo o xenofobia (475 víctimas).

Después de leer esta noticia toda mi positividad del día anterior se me cayó hasta los pies. ¿Qué está pasando en nuestra sociedad? ¿Qué está pasando en el mundo? Cada día nos bombardean con noticias de palizas a otro miembro del sector LGTB, o un asesinato, o un suicidio porque el acoso que sufría una determinada persona le superaba… ¿Se puede permitir esto? ¿Es que el mundo se ha vuelto loco? No logro comprender qué se le pasa por la cabeza a uno de estos agresores, qué les motiva a ello… El odio, supongo. Pero, ¿el odio a qué? ¿A la capacidad de amar? ¿A sentir como ellos el dolor o el placer? ¿A ser un humano? Lo siento, pero soy incapaz de ver las diferencias… ¿Cómo puede generar odio ver a una persona besar a otra, dependiendo de los labios que elija? ¿Cómo una acción que el día anterior se celebraba como algo hermoso, puede verse como algo merecedor de insultos, golpes o la muerte?

En un primer momento iba a hacer una ilustración que mostrase una escena de acoso o agresión. Pero no, no les voy a dar el gusto. Toda esta gente ya hace bastante daño, y no les voy a dar otra imagen más de su repugnante “victoria”. Aquí tienen otro beso, otra escena de amor puro.  Otro momento entre dos personas NORMALES que se quieren y que necesitan juntar sus labios y sus cuerpos. Porque seguimos luchando, y no vamos a tener miedo de amar. Porque nada puede hacer que nuestros labios o nuestros corazones se escondan por el miedo a una mirada, a un insulto, ó a una hostia. Porque YO ELIJO a quién amo. Y en eso les gano, porque ellos lo que eligen es el odio.
 Fuente: EFG

No hay comentarios:

Publicar un comentario