miércoles, 29 de abril de 2015

Abercrombie ya no quiere dependientes semidesnudos

Abercrombie ya no quiere dependientes semidesnudos 


La marca Abercrombie & Fitch (para la que trabajó el profesor más sexy del mundo) es conocida, entre otras cosas, por sus dependientes-modelos. Esos hombres musculados que enseñan cacha mientras te sacan la prenda de la parte de atrás del almacén (en caso de no tener en tu talla la prenda deseada, claro) o te pasan la tarjeta de crédito para que pagues lo tuyo y lo de tu prima, en el caso de que ésta te acompañe y no tenga dinero, claro.

Sin embargo, esto podría acabar pronto pese a ser su principal seña de identidad en ese rollo de discoteca en la que las tiendas tenían música alta, empleados luciendo tableta de chocolate en el abdomen, semidesnudos, y una luz tenue, como si de un bar de ambiente de musculocas se tratase. Pero la entrada de un nuevo consejero delegado tras la marcha en diciembre de Mike Jeffries traerá nuevos cambios en la empresa, entre ellos, más luz, menos música y más ropa en los chicos que trabajan allí.

Así, los dependientes ya no serán denominados "modelos", sino "embajadores de la marca" y ello implica que te atenderán vestidos, (¡adiós, homoerotismo!) y a partir de ahora se pedirá tener talento en el don de gentes además de estar bueno para trabajar en Abercrombie; estar bueno ya no es suficiente. Esta acción, posiblemente, tenga mucho que ver conque en 2014 la compañía redujese sus beneficios un 5%, hasta los 51,82 millones de dólares (casi 47,5 millones de euros) y sus ventas cayeron un 9%, hasta los 3.744 millones de dólares (3.431 millones de euros).
Más Fotos:
Abercrombie ya no quiere dependientes semidesnudos Imagen 0
Abercrombie ya no quiere dependientes semidesnudos Imagen 1
Abercrombie ya no quiere dependientes semidesnudos Imagen 2
Abercrombie ya no quiere dependientes semidesnudos Imagen 3
Abercrombie ya no quiere dependientes semidesnudos Imagen 4
Abercrombie ya no quiere dependientes semidesnudos Imagen 5 
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario