martes, 10 de marzo de 2015

Turismo rural, alternativa para los gays que huyen de las procesiones en Semana Santa

Turismo rural, alternativa para los gays que huyen de las procesiones en Semana Santa 
 De sobra sabemos que a muchos de los lectores de RAGAP a los que les apasiona la Semana Santa, y forman parte de cofradías y hermandades que estos días trabajan a pleno rendimiento para que todo esté a punto para las procesiones y los pasos salgan a la calle luciendo la mejor de sus estampas.

Pero también conocemos, porque así nos lo comentan, que otros muchos de los seguidores de esta central de reservas y medio de comunicación “huyen”, literalmente, de ciudades y pueblos por los que discurren procesiones durante estos días.

Y es que las calles cortadas, con una mar de personas y la cera de las velas incrustadas en el asfalto, suponen la peor de las opcapiones para quiénes no les gusta la Semana Santa y prefieren disfrutar de unos días libres lejos del ajetreo y el estrés.

Como alternativa, RAGAP propone el turismo rural. Campo, paz y soledad. Una buena forma de encontrarse con uno mismo, o de disfrutar de unos días en pareja alejados de miradas homófobas de sacerdotes y cristianos o católicos radicales.

En el directorio de alojamientos rurales que trabajan con el colectivo gay aparecen más de 2.200 opciones diferentes, entre las que destacan las casas y hoteles rurales, y las posadas.

Quien sabe si para los creyentes, en estos lugares se encuentran más directamente con su fe. 
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario