lunes, 9 de marzo de 2015

El descanso también forma parte del entrenamiento y ayuda a mejorar resultados

Correr, ejercicios de musculación, saltar, flexiones…todas ellas acciones imprescindibles para mantenernos en forma y conseguir un cuerpo en perfectas condiciones. Pero, claro, no somos máquinas, y no debemos llegar al límite. Nuestros músculos se resienten si los sobrecargamos. Por este motivo, el descanso es una parte fundamental del ejercicio.

hacer ejercicioPara poder aprovechar al máximo el entrenamiento, el cuerpo necesita descansar, lo mismo que necesita hidratarse. Y debemos descansar antes de hacer actividad física nuevamente. Si el cuerpo no descansa lo suficiente, aumentan las posibilidades de lesionarse y los objetivos que teníamos marcados tardarán más en llegar. Ante cualquier duda, es muy recomendable consultar a tu médico antes de comenzar un programa de entrenamiento.
Y es que los verdaderos progresos hacia tus objetivos se producen precisamente cuando no estás entrenando. Descansar, además puede aumentar la masa y la fuerza muscular.
El descanso es primordial si buscamos que los músculos se repongan del ejercicio. Mientras dormimos, los músculos generan nuevas fibras y crecen, pues en ese momento es cuando trabaja la llamada hormona del crecimiento. Además, el descanso es esencial para aumentar el volumen muscular.
Pero, ¿cuánto debo descansar? ¿Con qué frecuencia?
Es complicado saber el descanso adecuado para cada uno, ya que depende de cada persona. Según los expertos, es necesario dejar descansar cada grupo muscular entre 4-5 días antes de volver a ejercitarlo. Además, el sueño nocturno es el descanso más beneficioso para todo deportista, ya que en este momento es cuando el organismo está totalmente relajado.
man sleeping shirtlessEs justo por la noche cuando el cuerpo se regenera para reparar los excesos del día. Por la noche, el organismo se centrará en reponer las fibras y adaptarlas al esfuerzo realizado durante la jornada. Es necesario dormir de siete a ocho horas para que este proceso sea efectivo y obtengamos los resultados buscados.
Además, es fundamental descansar durante el entrenamiento. Es importante también que entre series dejemos a los músculos que se recuperen para poder rendir al máximo el resto del entrenamiento.
Otra forma de ayudar a la recuperación tiene que ver con la alimentación. En función de los alimentos ingeridos en la fase de recuperación tras el entrenamiento, el cuerpo se recuperará más o menos rápido. Ingerir carbohidratos y proteínas tras el ejercicio puede ayudar a los músculos.
Algunos expertos señalan también que descansar una semana cada 2 o 3 meses de entrenamiento es una buena medida de recuperación. A la vuelta, podremos incidir mucho más en los músculos a trabajar.
Fuente: cascaramarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario