viernes, 27 de marzo de 2015

Alguno querrá tus imperfecciones o “estilo propio”

No se si habréis visto la campaña publicitaria en televisión de una web, que también tiene su parte gay, para encontrar amigos o pareja. El mensaje que lanza es algo así como “alguno/a querrá tus imperfecciones”, y me considero fan de este mensaje, y hoy quiero dedicarle y dedicaros este post.
Como ya he comentado en otras ocasiones, vivimos, en general, en un mundo marcado por estereotipos, donde parece que sólo tienen cabida ciertos tipos de personas, con ciertos físicos, ciertos estilos y niveles de vida, y que el común de los mortales ni existimos sino entramos en esos cánones.
E incluyo también a este tipo de webs y aplicaciones varias, donde el gancho que ponen es el mismo. Veía anuncios en TV, por ejemplo de esta web que os hablo y siempre sacaban a un chico y una chica monísimos, super bien vestidos, en sus maravillosos y minimalistas salones… Qué bonito y bucólico todo, no?
Y creo que este tipo de mensajes son pequeñas bombitas que van minando la autoestima de los que no encajamos en ese tipo de perfil ideal, de los que quizás ya tengan asumida su homosexualidad, y les gustaría encontrar esa pareja o nuevas amistades, y usan ese tipo de portales, yo los llamaría algo más serios, que otras.
Y mi sorpresa total ha sido el último anuncio que he visto, en el que no solo es el mensaje, sino una posible futura pareja hetero, de lo más normalitos, que algunos “modernos” tacharían de frikis, en un bareto de los que más abundan, y me encanta. Lo veo como una llamada a dar un paso adelante.
Esas supuestas imperfecciones, alguien las querrá, porque en muchos casos es el valor diferenciador de las personas, es lo que da autenticidad y originalidad, un estilo propio, lejos de la clonación a la que no sólo nos someten, sino que nos dejamos convencer y someter.
Muchas de esas que nosotros llamamos “imperfecciones”, las catalogamos así por filtros internos, por educación, por creencias, y porque nos dejamos influenciar por estas tendencias o tópicos que se nos vende.
ojoSi limpiáramos esos filtros, trabajásemos esas creencias, y cerráramos la puerta a toda esa publicidad estereotipada, y nos pusiéramos en valor, la vida nos iría de otra forma totalmente distinta. La gracia y lo divertido está en que cada uno somos de nuestro padre y madre, o padre y padre, o madre y madre, o padre o madre.
Mi reflexión de esta semana es para invitarte a dejar los altos listones que nos ponemos para los saltadores de pértiga, y seas tú, con tus “imperfecciones” el que salga cada día a comerse el mundo; que esos filtros que te aplicas a ti mismo de manera despiadada, los uses para filtrar todo lo que viene de fuera y te hace daño, cierra esa puerta y abre la tuya propia.
Termino con una frase de Cristina de Arozamena, una gran persona, grandísima coach, y que he tenido la suerte de tenerla de maestra: Yo un día fui una gordita con aspiraciones y ahora soy una "maciza" con decisiones. El mensaje es totalmente distinto entre lo que un día se sentía y lo que siente ahora, eso se llama ponerse en valor, eliminar filtros sucios por unos limpios que dan una nueva visión de uno mismo.
Fuente: cascaramarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario