viernes, 20 de febrero de 2015

Beneficios de los diferentes tipos de abrazos

 
 Cada vez son más los médicos y los psicólogos que nos hablan sobre el poder sanador o terapéutico que tienen los abrazos. No se trata únicamente de un contacto físico entre dos o más personas, sino que ofrece muchos beneficios. ¿Quieres saber los beneficios que tiene el abrazo para nuestra salud física y mental? Entérate en el siguiente artículo.



Desde el día en que nacemos hasta el último día que estamos en esta tierra necesitamos que alguien nos abrace. Un abrazo nos da seguridad, tranquilidad, protección, amor y aporta mucho a nuestro bienestar general.

El abrazo, una manera especial de amar

Si cada uno abrazara más a las personas que ama, el mundo sería completamente diferente y más pacífico. Dar o recibir un abrazo es algo simple, de todos los días. Sin embargo, no todos acceden a este beneficio. No solemos darle la importancia que se merece, pero es una de las maneras que tenemos de decirle al otro cuánto lo amamos, nos importa y estamos atentos a sus necesidades.
Existen muchas maneras de expresar los sentimientos, pero el abrazo es la más completa de todas. Nos ayuda en todos los aspectos, incluidas la salud y la curación.
Abrazos
Teniendo en cuenta que el abrazo es una de las maneras más puras que tenemos para manifestar nuestro cariño, no es extraño pensar que tiene propiedades sanadoras. Un abrazo reduce el dolor, la depresión, la tensión y la ansiedad, ayuda a los enfermos a tener esperanzas y a seguir adelante, permite a los bebés prematuros desarrollarse y fortalecerse, aumenta el coeficiente intelectual de los niños, mantiene en buen estado los músculos de los hombros y los brazos, es un ejercicio de estiramiento y flexión y crea los lazos más estrechos que puedan existir entre las personas.
¡Complementa la información!
Al igual que los abrazos, los besos también cuentan con increíbles propiedades para nuestra salud. Descubre más a continuación.
¡Ver más!

Tipos de abrazos

Cuando pensamos en un abrazo inmediatamente imaginamos a las parejas enamoradas. Pero también hay otros tipos de abrazos: a los padres, a los hijos, a los amigos y hasta a los desconocidos:

Abrazo “de oso”

En este caso, una persona más alta envuelve a una más pequeña con sus brazos. Pero no siempre tiene que ser así en cuanto a las alturas. El que da el abrazo se curva sobre el otro y el que recibe ese abrazo apoya su cabeza en el hombro o el pecho del otro, además de rodear la cintura con sus brazos.
Este tipo de abrazo es típico entre padres e hijos, abuelos y nietos y también en la pareja. Transmite mensajes del tipo “cuenta conmigo”, “te apoyo”, “comparto tu tristeza” o “estoy aquí”.

Abrazo “de mejillas”

Demuestra ternura y bondad y, además, tiene propiedades espirituales. Es típico entre amigos o familiares de segundo orden (es decir, los que no son directos). Se puede dar de pie, sentados o una persona parada y la otra sentada. No requiere un contacto físico completo. Presionan las mejillas entre si y es ideal para un momento de felicidad.
Abrazo

Abrazo de “A”

Las personas están de pie frente a frente y colocan los brazos alrededor de los hombros del otro. Cada uno apoya la cabeza en el hombro del otro y el cuerpo se inclina hacia adelante levemente, aunque no hay ningún contacto por debajo de los hombros. Este abrazo es más formal o apropiado para relaciones recientes, también en familiares que hace mucho tiempo no se ven.

Abrazo “sándwich”

Se da entre tres personas, quedando una en el medio de las otras dos. Los que actúan de pan pueden abrazarse entre sí por la cintura o los hombros, dando seguridad y apoyo al que está en el medio (el queso). Es un abrazo típico de las familias. Los padres se encuentran en los laterales y los hijos dentro. También se da este abrazo entre un grupo de amigos o cuando una pareja desea consolar a un tercero.

Abrazo impetuoso

Es breve y está caracterizado por un “abrazador” que echa los brazos en el cuerpo del otro. El abrazado lo recibe con una agradable sensación. Otra manera de dar este abrazo es cuando dos personas corren a encontrarse y se estrechan con pasión (como ocurre en las típicas escenas de las películas románticas). Es un abrazo corto y se utiliza por ejemplo para expresar cariño o buena suerte.
abrazo

Abrazo de grupo

Es para los amigos más íntimos o las familias. Tienen que compartir un proyecto o un interés en común. Todos se colocan en círculo y se rodean cinturas y hombros. Una de las variables es que haya una persona en el centro y todos los demás se abracen entre sí. Es sinónimo de apoyo, afecto y seguridad, así como también de solidaridad y unidad.

Abrazo de costado

Es el típico abrazo para dos personas que caminan juntas, como pueden ser las parejas. Se toman o de la cintura o de los hombros. Es juguetón y alegre, perfecto para los paseos, las esperas en la fila del cine o para tomar el autobús.

Abrazo de espalda

Es aquel que, por ejemplo, da el esposo a su pareja cuando esta se encuentra en la cocina preparando la cena. El hombre rodea con sus brazos la cintura de la mujer y luego se acerca a ella con cierta presión. Quiere demostrar el afecto, el agradecimiento y la felicidad.

Abrazo de corazón

Está considerado como el abrazo “más elevado”. Se inicia con dos personas frente a frente, de pie. Los hombros rodean espalda y hombros, las cabezas se juntan y se establece un mayor contacto físico. Es un abrazo muy tierno, expresa amor puro e incondicional, devoción, entrega. Es sublime, largo y genuino.

Abrazo “a medida”

Adorable family baking together in the kitchen
Nos hace sentir de maravilla, más que nada por la persona que lo da, no por la manera en que nos abraza. Muchos factores entran en este tipo de abrazo, desde el ambiente al momento, pasando por la sensación y el efecto que causa.
Fuente: Mejor con salud

No hay comentarios:

Publicar un comentario