sábado, 31 de enero de 2015

15 Preguntas Importantísimas Que Toda Pareja Debe Responder Honestamente Antes De Casarse

El matrimonio es una de las etapas más maravillosas de un ser humano, y recientemente ha tenido una mala reputación precisamente porque las personas son malas estando casadas, no es culpa del matrimonio en sí, es culpa de las parejas que no son los suficientemente maduros o inteligentes para llevar un matrimonio feliz.


Pero, ¿qué hacer para cambiar eso? Es fácil, tenemos que analizar la etapa “antes” de casarse, cuando el enamoramiento está por los cielos y hace difícil la tarea de ser objetivos cuando se tienen que responder ciertas preguntas que pueden cambiar de manera radical la manera en que se percibe al matrimonio. ¿Cuáles son las ventajas de hacer estas preguntas? Uf, muchas, pero la más importante es que nos da el coraje de saber si realmente podemos llevar un matrimonio feliz, en armonía, madurez y sobre todo, el compromiso sin reservas ni arrepentimientos.

pareja00 (6)

1. ¿Por qué me amas?

La mayoría de las personas piensan que esta pregunta no merece respuesta. “Te amo porque te amo, por cómo eres, por cómo soy cuando estoy contigo” Respuestas incorrectas. Todas las personas necesitan saber con PRECISIÓN, los detalles que hacen que la otra persona esté enamorado de ti. Si no se definen con exactitud las cosas que uno ama del otro, será difícil después sujetarse a ello cuando las cosas cambien o disminuyan. “Te amo porque cocinas un espaguetti delicioso”, “Te amo porque escuchas a los Beatles”, “Te amo porque te gusta salir a caminar conmigo”, “Te amo porque te gusta tomarme de la mano siempre”, “Te amo porque vistes de una determinada manera”. Esas son cosas que se quedan en la mente y ayudan muchísimo a definir una relación única.

2. ¿Por qué quieres pasar el resto de tu vida conmigo?

Porque te amo” ¡Respuesta incorrecta! La vida en matrimonio es un viaje que hacen DOS personas y puede que cada uno tenga un destino diferente. Es importante que sepan qué caminos quieren tomar y si están dispuestos a sacrificar o a compartir dichos trayectos. Nunca se embarquen en una aventura en la que cada uno quiera algo diferente a toda costa y sin importarle el otro. Así es como los divorcios son creados.

Close-up of a man's hand holding a woman's hand with an engagement ring

3. ¿Harás siempre tu mayor esfuerzo por mantener vivo el romance?

No es tarea fácil, y sí, todo es mental, porque mantener el romance para toda la vida es algo que requiere concentración, creatividad y mucho, pero mucho trabajo. ¿Por qué? Porque sorprenderse mutuamente es algo que se hace más difícil cada año. Para ello muchas veces se requiere de ayuda externa, como libros, blogs, terapias de pareja. Todo está bien, con tal de lograr mantener la llama del amor encendida.

4. ¿Creceremos juntos y no separados?

Esta pregunta es “tricky”, porque a pesar de que se realicen individualmente, la pareja es el fruto de sus esfuerzos y trabajo. Recuerda que “el templo más firme se construye con los pilares separados”. Sin embargo, crecer como persona no significa apartarse de la otra y hacer todo por cuenta propia. Compartir es la clave y siempre será útil la comunicación.

5. ¿Podrás quedarte junto a mí en los momentos difíciles?

Los momentos felices son pan comido. Pero los momentos más difíciles destruirán tu relación si lo permites. Y siempre llegará un momento, cuando te preguntes si vale la pena seguir y luchar por lo que alguna vez consideraste “excelente y hermoso”. La respuesta es la más difícil de tomar, pero si te atreves de seguir a pesar de todo, verás que todo será mejor y además, tendrás lecciones de vida aprendidas. Por eso es bueno conocer a tu pareja en sus “malos momentos” antes de casarse.

div06

6. ¿Estás dispuesto a PERDER algunas batallas para mantener la paz entre nosotros?

Dominar el ego: una de las cosas más difíciles de hacer en una relación. No importa cuán competitivo(a) seas, siempre será mejor sacrificar tu orgullo y tragártelo con tal de mantener una relación armónica. Muchas veces no vale la pena darle paso al estrés y los argumentos para satisfacer nuestro ego. Recuerda que el 99% de los argumentos no son argumentos, son opiniones, y las opiniones pueden cambiar en un dos por tres.

7. ¿Puedes prometer poner nuestra relación por delante de todas las cosas?

La vida tiene mucho que ofrecer y muchas veces nuestro apetito es insaciable, y no me refiero a la comida, sino a mejores oportunidades en el trabajo, un auto nuevo, una casa nueva, un amante, etc. Priorizar la relación es una ventaja que nos permite ser humildes y valorar lo que tenemos. Muchas veces decir sí a un mejor puesto significa restar tiempo con tu familia. Trabajar extra para comprar el Porsche de tus sueños hará que pases menos tiempo con tu esposa. Es mejor definir si o no desde el principio.

pareja00 (5)

8. ¿Serás un padre/madre ejemplar?

De igual manera, es una decisión simple. No hay trucos, no hay condiciones. Sólo decidir que sí lo serás y luego actúa conforme a tu decisión. Tú sabes qué es lo que tienes que cambiar o potenciar para ser un padre/madre ejemplar. Y sobre todo, dite a ti mismo que tu meta es ser un padre/madre al que tus hijos recuerden con gratitud, respeto y admiración.

9. ¿Me recordarás constantemente lo mucho que me amas?

La gente no sólo quiere escuchar eso, lo necesita. Y lo necesitamos porque sabemos que el amor no dura para siempre. Necesitamos saber que las palabras, acompañadas de acciones, son un indicativo de que el amor aún existe. ¿Ayudas? Claro que sí, muchos somos olvidadizos y damos por sentado que nuestra pareja sabe que la amamos, pero para eso está la tecnología, escribe en tu teléfono “Recordarle a Laura que la amo” por lo menos dos veces a la semana, y en algún momento un pequeño presente te hará ser visto como el mejor hombre del mundo. Tan sencillo como eso.

10. ¿Prometes hacer lo posible para mantener la pasión encendida?

Chicos, el sexo es fundamental. Es la pieza que une el rompecabezas. Dejemos las penas y los tabús afuera. En un matrimonio se vale de todo, todo lo que nos haga felices y nos satisfaga como pareja. Sí, lencería, juegos, fantasías, role-playing, viajes, lugares, posiciones, cosas prohibidas, masturbación: todo se vale y está bien. El sexo es algo que debe ser hablado con toda confianza y sin penas, porque créeme, más vale una conversación un poco penosa al principio, que una vida de arrepentimientos e insatisfacciones. En algún momento el sexo se verá afectado por presiones, edad, cambios en el cuerpo, pero todo puede componerse, arreglarse, y modificarse para mantener esa chispa encendida.

sex_5

11. ¿Prometes apoyarme cuando yo no pueda hacerlo por mi cuenta?

No sólo económicamente, sino mental y moralmente, incluso también físicamente si es necesario. Nadie sabe lo que nos depare la vida ni las sorpresas que tiene para uno. La inesperado siempre pasa y nos deja débiles y muchas veces con daños permanentes. ¿Crees poder cargar a tu pareja cuando ya no pueda caminar, cuando esté embarazada, cuando estén hinchados sus pies?

12. ¿Te comprometes a seguir persiguiendo tus metas personales?

El matrimonio NO es el final de la persona que eres y el comienzo de una nueva. Y aunque estar casado requiere cambiar muchas cosas, no significa que debas renunciar a tus metas, sueños, propósitos, ambiciones. Simplemente significa que ahora ambos deben ver por uno mismo y por la otra persona. Y claro, comunicarse mutuamente para llegar a acuerdos y apoyarse para conseguir los propósitos de cada uno.

13. ¿Harás un esfuerzo para no “descuidarte”?

Chicos y chicas, este punto es esencial, probablemente uno de los más importantes. El amor entra por los ojos, y fue eso lo que los atrajo en primera instancia. El mantener un cuerpo saludable es fundamental después y durante el matrimonio. Hacer ejercicio, comer adecuadamente, mantenerse relativamente “guapo(a)” para la otra persona es algo que sin dudas requiere un esfuerzo grande, pero es mejor hacerlo que permitir que la flojera, el arrepentimiento y el rechazo de apoderen de la relación. Quererse es querer a la otra persona. Tu imagen cuenta en el matrimonio, y más de lo que te imaginas.

pareja00 (3)

14. Si soy el/la primero(a) en irse, ¿estarás conmigo hasta el final?

Estar juntos es lo que le da sentido a nuestra vida. Vivir en matrimonio significa irse juntos, sostener su mano cuando el otro ya no pueda hacerlo, besarse aunque el otro ya no pueda. Nadie merece irse sólo y si la vida en matrimonio ha sido buena para ambos, ambos merecen su compañía indiscutible. Además, planear sobre esto es bueno y no tiene nada de malo. La muerte es parte de nuestra humanidad y debe ser platicada y planificada con anticipación. La vida es impredecible.

15. ¿Puedes prometerme que, si la vida acaba pronto para mí, seguirás viviéndola por los dos?

Sí, chicos, la vida es así, como dijimos: impredecible. Hay veces que uno se irá pronto, y aunque no lo queramos, el matrimonio nos debe permitir ser maduros, evitar la envidia y dejar que la otra persona siga su vida al máximo, porque la muerte es inevitable y porque es tan necesaria como dolorosa. Si uno se va primero que el otro, la muerte no debe arruinar o terminar con su vida, al contrario, debe tener la seguridad de que puede seguir adelante sin miedos, ataduras ni arrepentimientos. El matrimonio es una etapa de crecimiento en pareja, una página de nuestra vida, cuando esta se termina, la vida sigue.

pareja00 (1)
¿Qué te ha parecido? ¿Nos ayudas a compartir este post con tus amigos de Facebook o Twitter? Hay que hacer que esta publicación llegue a todas las personas que tienen una relación y quieren llevarla al siguiente nivel. Les ayudará muchísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario