jueves, 18 de diciembre de 2014

La sombra de la ex

Ex 

En el mundo hetero el cronograma de la relación es simple:
Inicio – Noviazgo – Ruptura – Fin
Conoces a alguien, os empezáis a gustar, alguno se atreve a dar el paso, sois felices cual perdices y como el amor es eterno mientras dura, es probable que en algún punto de la felicidad, alguno se harte del otro, lo dejáis y si te he visto no me acuerdo. Fue bonito mientras duró, pero hasta aquí llegó y ahora calabazas: cada uno a su casa.
Sin embargo, esto que parece tan simple, no se da casi nunca en el mundo lésbico, donde tendemos a mezclar las cosas, a ser súper íntimas de nuestra ex o a que, fruto de la maldición de la interconexión lésbica, nuestra ex vuelva a la escena en algún momento de la película de nuestra vida. Siempre aparece en algún punto de la ecuación: o porque tu nueva novia es su amiga, o porque es su ex, o porque su mejor amiga es tu ex. Somos más LEXBIANAS que LESBIANAS, y sin comerlo ni beberlo acabamos siendo las protagonistas de nuestro propio culebrón venezolano.
Aquí puedes ver el resumen de lo que pasa cuando chica conoce a chica y surge el amor:
mirales.es

En cambio, ¿qué pasa cuando chico conoce a chica? Que NO ESTÁ LA SOMBRA DE LA EX/EL EX. Porque ex = no amigos.
mirales.es

Y tú, ¿has sido víctima de la espiral lésbica?
Fuente: MiraLes


No hay comentarios:

Publicar un comentario