martes, 16 de diciembre de 2014

Interior pone en marcha el primer protocolo de actuación contra delitos de odio

Interior pone en marcha el primer protocolo de actuación contra delitos de odio 
 El Ministerio del Interior del Gobierno de España ha puesto en marcha el primer protocolo de actuación policial ante delitos de odio, en el que ha colaborado la Confederación LGBT Española COLEGAS.

Francisco Martínez, Secretario de Estado de Seguridad presentó ayer (15 de diciembre) el documento que regirá la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado ante los delitos de odio, que incluyen los dirigidos a personas motivados por su orientación sexual o identidad de género. “Este protocolo nos va a permitir visualizar los delitos de odio que se producen en nuestro país y ayudar a que las víctimas se sientan protegidas y lo denuncien”, subraya.

La elaboración de este protocolo ha contado con la colaboración de COLEGAS, según informa la confederación.

“Se trata de un instrumento que puede ser de mucha utilidad dentro las Fuerzas de Seguridad del Estado en la identificación de los delitos de odio mediante indicadores de odio precisos, un registro adecuado y pormenorizado, y sobre todo como ayuda en los atestados dirigidos a jueces y fiscales. Todo ello va a permitir visibilizar todo el iceberg de incidentes de odio que no se procesan en la actualidad de forma correcta como delitos de odio, además de no computarse como tales y no facilitar las pruebas de indicadores de odio para que puedan considerarse como delitos de odio en la fase judicial y aplicar los agravantes de odio previsto en la legislación. Esperamos que este sea un primer paso de una estrategia más amplia y continuada para lograr emerger muchos delitos de odio que hasta ahora aparecían como meras infracciones de insultos y agresiones”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

“Según la Agencia Europea de Derechos Fundamentales entre un 60 y un 90% de las víctimas de delitos de odio no denuncian. No se denuncia por la sensación de que quedarán impunes o recibirán penas mínimas, por el miedo a represalias a las víctimas por parte de los delincuentes o su entorno, por la hostilidad o poca receptibilidad por parte de algunos policías ante este tipo de delitos, e incluso por el temor a exponer su situación ante la familia o su entorno que se da sobre todo en muchos homosexuales o bisexuales que están en el armario socialmente. Es necesario un compromiso más firme por parte de las Fuerzas de Seguridad del Estado en formar y aumentar la sensibilización hacia los colectivos de víctimas, así como campañas específicas para disminuir la desconfianza actual hacia las fuerzas de la seguridad en lo que se denomina la 'segunda victimización' cuando las víctimas encuentran demasiados obstáculos a la hora de la denuncia”, continúa Ramírez.

“Este paso es importante, pero no podemos olvidar que legislativamente existe mucha ambigüedad a la hora de perseguir y castigar adecuadamente los delitos de odio, por lo que se hace imperiosa una Ley de No Discriminación e Igualdad de Trato, o Ley Contra los Delitos de Odio, que establezca de forma clara un sistema sancionador así como medidas de lucha contra los delitos de odio en todas las esferas de la sociedad. También sería muy necesario un Protocolo de Actuación ante Delitos de Odio destinado a jueces y fiscales, que sensibilice y forme sobre cómo proceder y actuar ante este tipo de delitos”, concluye Paco Ramírez.

FOTO: El presidente de la Confederación LGBT Española COLEGAS (Paco Ramírez), junto al Secretario de Estado de Seguridad (Francisco Martínez), el Director General de la Guardia Civl (Arsenio Fernández de Mesa) y el Director General de la Policía Nacional (Ignacio Cosidó) durante la presentación del Protocolo de Actuación ante Delitos de Odio 
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario