martes, 16 de diciembre de 2014

HRW publica un informe sobre el incremento de la violencia hacia LGBT en Rusia

HRW publica un informe sobre el incremento de la violencia hacia LGBT en Rusia 
La ONG Human Rights Watch (HRW) publicó ayer (15 de diciembre) un informe en el que denuncia el incremento de la violencia hacia la comunidad LGBT en Rusia, sobre todo desde la aprobación de la ley anti propaganda gay en junio de 2013, que “legalizó en la práctica la discriminación contra personas LGBT y las identificó como ciudadanos de segunda categoría”, según la organización.

El informe “Licencia para dañar: Violencia y persecución de personas y activistas LGBT en Rusia” cuenta con 85 páginas y se elaboró a partir de decenas de entrevistas minuciosas mantenidas con personas y activistas LGBT en 16 ciudades de Rusia, que sufrieron ataques o intensa persecución debido a su orientación sexual o su identidad de género.

Las autoridades rusas no cumplen con su obligación de prevenir y juzgar actos de violencia homofóbica. Una cantidad cada vez mayor de lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero (LGBT) han sido agredidas y hostigadas en distintas regiones de Rusia en el período tanto previo como posterior a la adopción de la ley federal contra la propaganda LGBT, en junio de 2013”, señala la ONG en un comunicado.

“A pesar de que la violencia que experimentan las personas LGBT en Rusia está claramente motivada por la homofobia, las autoridades ignoran de manera deliberada que estos actos constituyen delitos de odio y no protegen a las víctimas”, señala Tanya Cooper, investigadora sobre Rusia de Human Rights Watch. “Las autoridades rusas deberían juzgar los hechos de violencia homofóbica, y cesar su participación en la discriminación contra personas LGBT o su tolerancia de estos actos. La ley contra la propaganda LGBT no protege a ninguna persona, pero sí otorga a los homófobos un motivo más que conveniente para considerar que las vidas de las personas LGBT tienen menos valor para el gobierno. El gobierno ruso debería derogar la ley y detener la discriminación contra ciudadanos LGBT de Rusia”, añade.

“HRW documentó el estigma, la persecución y la violencia que enfrentan personas LGBT en Rusia en el transcurso de su vida diaria. La mayoría de los entrevistados afirmaron que estos problemas se intensificaron desde 2013. En algunos casos, fueron atacados por grupos organizados de repudio a personas LGBT, que surgieron en decenas de ciudades y localidades rusas a fines de 2012”, asegura la ONG.

HRW informa que de las 78 víctimas de violencia y persecución homófoba y transfóbica entrevistadas para el informe, 22 no denunciaron a la policía las agresiones sufridas debido a que temían ser hostigadas directamente por miembros de esta fuerza y no creían que la Policía respondería seriamente a los ataques. Numerosas víctimas consideraban que denunciar las agresiones a la policía era una pérdida de tiempo. De hecho, cuando las víctimas sí habían planteado una denuncia policial, fueron muy pocos los casos en que hubo una sucesiva investigación.
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario