miércoles, 3 de diciembre de 2014

¿A qué me expongo cuando hago cruising?

Cruising al aire libre 


 El cruising o sexo anónimo es una práctica que sin ser prejudicial o deshonesta tiene asociadas ciertas particularidades que hacen que las personas que lo llevan a cabo puedan ser objeto de agresiones o intimidaciones. Para solventarlas nace esta guía de consejos básicos.

El cruising, ya se lleve a cabo en un entorno al aire libre, en locales de sexo, saunas o a través de páginas de contactos y chats, en más de una ocasión ha supuesto algún problema para las personas que lo practican, ya sea por enfrentamientos con otros hombres o por agresiones de grupos violentos y homofóbicos.

Esta forma de buscar relaciones sexuales, que no es para nada menos deseable que cualquier otra, es practicada por muchos hombres homo y bisexuales, además de por un gran número que sin identificarse con el colectivo, mantienen relaciones íntimas con personas de su mismo sexo.

Para garantizar la seguridad e integridad física de las personas que lo practican, la FELGTB,  la Federación de Servicios a la Ciudadania de CCOO y Gaylespol han publicado un díptico con varios consejos básicos que todos deberíamos tener en cuenta antes de salir ''a la caza''.

¿Qué recomiendan?

Para las tres entidades, los consejos que recoge el díptico tienen como finalidad reducir los enfrentamientos e intimidaciones de origen homofóbico y concienciar a las autoridades policiales de las posibles denuncias que los hombres pueden presentar tras practicar el cruising. Algunos de los más importantes son:
  • Informar a alguna amistad de donde se va a hacer el encuentro. No es aconsejable llevar a alguien desconocido a casa u hotel -es donde más agresiones se producen-.
  • Valorar el riesgo de subir a un coche ajeno o de que alguien se suba al propio.
  • Tener cuidado en caso de que te ofrezcan bebidas, que sea en envase cerrado.
  • Tener cuidado con la información personal que se da.
  • Evitar lugares difíciles, como cuevas, barrancos etc.
  • Evitar llevar objetos valiosos.
De la misma manera, las entidades recuerdan que se debe denunciar cualquier tipo de agresión, insulto, amenaza, chantaje, extorsión, robo con violencia… en la Comisaría del Cuerpo de Policía más cercana, la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local o Autonómica, abiertas las 24 horas del día o en el juzgado de guardia.
Fuente: FELGTB / Redacción chueca


No hay comentarios:

Publicar un comentario