lunes, 10 de noviembre de 2014

Turismo sexual por España: ¿Cómo es cada provincia en la cama?

España Gay 


Un estudio de la famosa y ficticia Universidad de Wichita, Kansas, ha desvelado los puntos claves definitorios de la homosexualidad española. Han mandado al rector de dicho centro estudiantil a que se diese una vuelta, Grindr en mano, por las diferentes comunidades autónomas de España, que es una y no cincuenta y una. El rector probó las mieles de las comunidades en las que las mari-apps mejores resultados le daban. O al menos algún resultado.

Así, comunidades como Aragón, las dos Castillas o la provincia de Soria han dado resultados negativos. Unos dramas. Sin embargo otras zonas le han reventado al muchacho la aplicación. Y lo que no es la aplicación. Así que con la menor seriedad posible presentamos los tópicos típicos de los homosexuales de España.
Turismo Sexual

GALICIA

Si lo que buscas es un hombre de barba cerrada como la noche y fetichista hasta la saciedad, entonces estás buscando un gallego. No hay nada más aguerrido que un maricón galego. Si cuando llegas a Galicia pones el Grindr y la cobertura va bien, te aseguramos horas de diversión entre marisco y franquicias de Inditex.

PAÍS VASCO

Estudios demuestran que los vascos son como los Targaryen, llevan desde el inicio de los tiempos reproduciéndose entre ellos, lo cual ha creado una pureza absoluta en su sangre. No son los más guapos (esa es otra comunidad), aunque tampoco son feos, pero en conjunto son los que están más buenos. Uniendo cuerpazo, con actitud, cara y el tema de entrepierna. Así son los vascos de perfectos. Cuerpos esculpidos por un ADNoak tan purokasko que no puedes dejar de mirarlos y pensar en asdfghjkl.

ISLAS CANARIAS

No las llaman las Islas Afortunadas por nada. El pueblo canario, y más el homosexual, tiene varios puntos claros definitorios. Por un lado está es obsesión de huir de las islas a la península y aterrizar en algún reality. Porque a ver, nombradme un solo reality en el que no haya un concursante canario. ¿Ves? Físicamente (sin entrar en acentos) reconocerás a un canario por sus cejas depiladas hasta el extremo y por su miembro viril. Sí amigas, los canarios la tiene grande.
Esto es un hecho estadísticamente demostrable. Todos, en un momento o en otro, nos hemos hecho a un canario. Reconócelo, no pasa nada, la península está llena de canarios y a no ser que te haya tocado la excepción que confirma la regla, los canarios calzan bien. Muy bien.

VALENCIA

Valencia, es la tierra de las flores, de la luz y del amor… ¿del amor? Del libertinaje. El estudio no acaba de poder demostrar si se debe al arroz con costra o a la playa, el caso es que los valencianos (destacando los alicantinos) son los más liberales en la cama. Y fuera de la cama.
Dices “nano” y alguien te la chupa. No sólo en el Rebollo. También en otras playas. Esto convierte a la Comunidad Valenciana en el destino turístico ideal para hacer turismo sexual.

CATALUNYA

Los catalanes, según el reciente estudio, no es que sean estrechos, es que les cuesta más abrirse. Y es que acostarse una noche loca con un catalán parece ser una ardua tarea, francamente difícil. Casi tienes que tener el nivel C de homosexualidad para poder dirigirles la palabra. Tan cerca de los valencianos y tan lejos de su rapidez en acabar de rodillas.

Macanao Torres

MURCIA

Ya lo decía la gala de TVE, Murcia que hermosa eres. Murcia nos ha dado homosexuales francamente guapos. Vale, no estarán tan buenos como los vascos, ni cargarán tanto como los canarios, pero, ey, esa belleza que da la huerta, no se la quita nadie. Luego ya está el tema del acento, acho, que no sabes si te pone berraca perdida o si te dan ganas de darles así con la mano bien abierta. Es un poco morbo bipolar que va y viene y no se detiene.

ANDALUCIA

Andalucía es una tierra de contrastes. Tan pronto te encuentras con el clásico señorito andaluz estiradísimo (ay, mi querido Cayetano de Ambiente C) como que te encuentras con el clásico ippie, surfero, de cuerpo esculpido por las olas gaditanas. Engominados hasta la saciedad, camisa de rayas hasta cuando van en chándal y un par de cortijos. O bien, una piel morena sobre la arena pues también tienes ahí tu posible objetivo.

MADRID

El estudio demuestra que no existen homosexuales madrileños. Se extinguieron en 1761, bajo el Reinado de Carlos III. Desde entonces, la actual capital de España se nutre de homosexuales de provincias. Se camuflan, adoptan el acento, las costumbres, hasta te dicen que son del barrio de Salamanca de toda la vida. Pero es mentira. Son mariquitas que huyeron de su pueblo, de su capital de provincia, buscando el santo Grial , con una maleta llena de sueños, ilusiones y ganas. Se convierten maricas de provincias que, con los años, miran mal a otras maricas de provincias que llegan a la capital, que con los años mirarán mal a otras maricas de provincias. Recordad que el marica puede salir del pueblo, pero el pueblo no puede salir del marica.​
Fuente:AmbienteG

No hay comentarios:

Publicar un comentario