miércoles, 12 de noviembre de 2014

¿Por qué las mujeres lesbianas tienen más orgasmos?

Una pareja de lesbianas, besándose, durante una manifestación en el... 

Un estudio publicado recientemente en la prestigiosa revista científica The Journal Sexual of Medicine mostraba que las mujeres homosexuales experimentaban más orgasmos que las mujeres heterosexuales y bisexuales. Y además, decían tenerlos más intensos y placenteros. Sin embargo, fuera de los despachos de experimentación e investigación, ¿pueden ser extrapolables los resultados?

¿Qué explicaciones se dan al respecto? Sin duda, las conclusiones no han dejado indiferentes.
La investigación, llevaba a cabo por científicos de la Universidad de Indiana, analizó los hábitos sexuales de casi 3.000 personas solteras de diferentes orientaciones sexuales que habían mantenido relaciones en los últimos 12 meses. Principalmente, sobre cuál había sido la frecuencia de orgasmos en ese periodo de tiempo. En hombres apenas se aprecian diferencias. Los varones heterosexuales dijeron que en un 85,5% de las ocasiones lograban un orgasmo, mientros que los homosexuales afirmaban que lo conseguían en un 84,7% y los bisexuales, un 77,6%. Pero el panorama varía más en el grupo de mujeres. La frecuencia de orgasmos que manifestaron las mujeres fue de un 61,6% para heterosexuales, de un 58% en el grupo de bisexuales y de un 74,7% para las mujeres homosexuales.

¿Por qué las mujeres lesbianas tienen más orgasmos? Para Carme Sánchez, psicóloga clínica, sexóloga y codirectora del Instituto de Sexología de Barcelona, algunas de las claves son la empatía y el conocimiento de la propia sexualidad: "Tienen más información sobre el cuerpo de la mujer, lo conocen a la perfección y por eso pueden mostrarse más empáticas en las relaciones". Algo que también manifiestan los investigadores del estudio. Según los facultativos, las mujeres se encuentran más familiarizadas con su cuerpo y, por tanto, pueden conocer mejor el de sus compañeras sexuales. Así como también le dedican más tiempo a los juegos sexuales previos, lo que hace que aumente la excitación. Opinión que comparte a su vez Ana Rosa Jurado, médico y sexóloga del Instituto de Sexología Europeo de Marbella.

Sin embargo, conviene ser cautos con los resultados, afirma esta especialista, pues "no hay mucha documentación científica para poder contrastar esta información". Este estudio, añade Jurado, está hecho sobre personas solteras y sabemos que la satisfacción con el encuentro sexual se basa no sólo en la experiencia sexual propiamente dicha (excitación, sensaciones físicas, placer, erotofilia/erotofobia) sino también en aspectos derivados de la relación de pareja (intimidad, romance, creatividad, expresión de los sentimientos, confianza). Y es precisamente este último aspecto el que puede darnos más claves.

¿Placer sexual igual a orgasmo?

Los hombres, tanto heterosexuales como homosexuales, suelen vivir su sexualidad desde un punto de vista masculino, es decir, según explica Jurado, viven una sexualidad más finalista, dirigida a la consecución del orgasmo y genitalizada, donde la experiencia sexual es más importante que la relacional. En cambio, en el caso de las mujeres, existen algunas diferencias. "La experiencia relacional cobra mayor importancia, y se sabe que las parejas de lesbianas adquieren un grado de conexión e intimidad que puede favorecer la consecución del orgasmo", mantiene. Pero no sólo eso. También, la experiencia sexual propiamente dicha está menos coitalizada, se basa más en caricias y otras sensaciones, lo cual también favorece una mayor excitación y que se alcance el orgasmo. "Para la mayoría de las mujeres es más fácil obtener el orgasmo mediante el estímulo del clítoris que mediante el coito", sostiene la experta.

Por este mismo motivo, se puede dar una explicación a los resultados: las mujeres en relaciones heterosexuales, y teniendo como referencia el estudio, que aún no tienen un nivel de intimidad que les permita expresar sus preferencias, pueden experimentar menos orgasmos.

Acorde con esto, otro aspecto clave que resalta Sánchez es la sinceridad. Muchas veces las mujeres heterosexuales fingen orgasmos por no hacer sentir mal al hombre, porque todavía en la sociedad actual el hombre tiene mucha presión, siente mucha responsabilidad. Mientras que en el caso de sexo entre mujeres suele haber más sinceridad ya que no existe esa presión.

Pero no es sólo cuestión de orientación sexual, pues es curiosa la diferencia que existe con respecto a las mujeres bisexuales (74,7% de consecución de orgasmo entre las mujeres lesbianas del estudio frente a un 58% en las bisexuales). Según explica Sánchez, muchas personas bisexuales se sienten más inseguras porque creen, por presiones del entorno y la bifobia existente, que tienen que incluirse en la categoría hetero u homo, cuando no tiene por qué ser así. "El hecho de cómo te sientas respecto a tu orientación sexual, y como mujer en este caso, es muy importante para la satisfacción en las relaciones sexuales", subraya. Sin embargo, es un tema que merece más detenimiento y profundización para explicar los posibles motivos. 

Diferentes modos de sentir

Otra cuestión importante es analizar el por qué las mujeres lesbianas homosexuales de este estudio dicen tener orgasmos más intensos. Cada persona vive la sexualidad de diferente forma por ello, y según los expertos, es muy difícil cuantificar ese mayor o menor grado de satisfacción. Según asegura Jurado, el orgasmo es una sensación física que se experimenta ante una excitación sexual que se percibe como adecuada, y cuyos efectos en los órganos genitales y en el resto del cuerpo pueden más o menos ser comprobados.

Pero no todas las personas los experimentan del mismo modo, y por supuesto, no todas las personas tienen la misma vivencia cuando experimentan un orgasmo. E incluso para algunas personas el orgasmo está sobrevalorado. De hecho, es frecuente encontrar en consulta a personas que aun teniendo orgasmos dice tener una sexualidad insatisfactoria. Del mismo modo que personas que no experimentan orgasmos pueden estar contentas con su sexualidad y relaciones, sobre todo mujeres.
Por tanto, se puede deducir, siempre por regla general y teniendo en cuenta siempre las excepciones, que placer sexual es igual a orgasmo en el caso de los hombres pero no en ellas. "No todas las mujeres equiparan el placer sexual con el orgasmo", concluye Jurado.
Fuente: El Mundo


No hay comentarios:

Publicar un comentario