sábado, 1 de noviembre de 2014

La salida del armario. Cinco pistas para comenzar a volar

volar
Hace un par de semanas hablábamos, con motivo del coming-out day, de la salida del armario interior, el aceptarnos como somos, que nos lleva a valorarnos, respetarnos, adquirir mayor seguridad y confianza en nosotros mismos. Y de rebote, por decirlo de alguna forma, comenzar a vivir de otra forma, cambia la visión de nuestro mundo, de nuestro entorno, todo es mucho más positivo a nuestro alrededor, ¿a que si?

Este paso no se da de hoy para mañana, cambiar una creencia que puede llevar toda la vida arraigada requiere tiempo, trabajo y paciencia, poco a poco, paso a paso, con momentos álgidos, y momentos bajos por los que no hay que dejarse vencer. Piensa que el resultado merece, y mucho, la pena.
Hoy quería hablaros, tras este recordatorio, de esa otra forma de vivir, de esa salida al exterior. Un paso adelante importante, que cada uno decide cómo, cuándo, dónde, con quién y de qué forma.
Se puede esperar a que nuestro interior esté en orden o hacerlo a la vez. Para algunas personas, el hecho de sentir apoyo externo les ayuda mucho a esa aceptación interior, aunque puede ser un arma de doble filo. No hay reglas, cada uno lo hemos hecho, lo hacéis o lo haréis como mejor veáis en cada momento.
En este punto, puede aparecer un nuevo fantasma. Una cosa es ese trabajo interior, del que puede que nadie se entere, y otra es exteriorizarlo. Una nube negra puede aparecer: "no, no lo digas que te van a rechazar…". Esa nube que nos acompaña muchas veces cuando tenemos que tomar una decisión, y que a veces es buena porque nos puede ayudar a no tomar decisiones precipitadas.
Algunas preguntas que te podrías plantear para que ese paso sea de la mejor forma posible
  • coming out externo¿Para qué quiero dar este paso?
  • ¿Qué de positivo voy a conseguir? ¿Qué de valor me va a aportar a mi vida?
  • ¿Lo necesito/quiero realmente para comenzar a vivir como yo quiero o es solo un deseo o ilusión?
  • ¿Cómo puede afectar este paso en mi vida a partir de ahora? ¿Estoy listo para ello?
  • ¿Qué primer paso doy? ¿Cuándo, cómo lo haré? ¿A quién se lo diré primero? ¿Dónde?
Si estás decido, crees que es el momento y la mejor opción, a por ello, ¡y a volar! Pon fecha, nombre, lugar y hora, y adelante. No esperes que se den las condiciones, haz tú que se den.
Te repito, el miedo puede aparecer, los nervios, las dudas (cuenta con ello)... sin embargo, si lo quieres y lo necesitas para vivir de una vez como quieres, sigue adelante. Saluda a esos nervios, miedos y dudas; dales las gracias por sus consejos y diles que ahora mismo no los necesitas para la decisión que has tomado.
Cinco pistas que te pueden ayudar
  • Háblalo primero con alguien de máxima confianza. Si nunca lo has hablado, que no significa que no lo sepan o sospechen, igual hacerlo con alguien de mucha confianza te será más fácil. Posiblemente te sorprenda su reacción o te diga que ya era hora que lo dijeras, o ¿por qué no lo habías dicho antes, con lo mal que lo has tenido que pasar?
  • Busca un sitio que te genere tranquilidad y seguridad. Buscar un entorno que te sientas cómodo, evita un entorno hostil.
  • Aliados o apoyo moral. Si vas a comentarlo a tu familia, que muchas veces es a lo que mas tememos, tener a alguien presente que ya lo sepa ayuda mucho (yo se lo dije antes a mi hermana y cuñado y me ayudo bastante).
  • Tantear el terreno. Si es un tema que nunca se ha hablado, no sabes muy bien qué pueden opinar, aprovecha alguna noticia relacionada con el colectivo, y como el que no quiere la cosa, coméntala y observa las reacciones. Esto puede ayudar a la hora de plantearte cómo hacerlo posteriormente, o si es mejor esperar un poco.
  • Prepararte mentalmente y mucha empatía. Es importante ir preparados para cualquier reacción, ojalá todas sean buenas, y si las hay que no son tan buenas, piensa en el tiempo que te ha costado a ti dar el paso, las luchas que quizás has tenido contigo y el tiempo que te ha llevado comenzar a aceptarlo; pues igual puede suceder con las personas del entorno. Paciencia, no te enfades, respeta a los otros; evitarás disgustos.
  • Fuente: Cascaraamarga.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario