lunes, 10 de noviembre de 2014

La caída del Muro de Berlín, 25 años de historias gays y besos de tornillo

 La caída del Muro de Berlín, 25 años de historias gays y besos de tornillo



Hoy se cumplen 25 años desde la famosa y mítica caída del Muro de Berlín, que se extendía a lo largo de 45 kilómetros y dividía la ciudad de Berlín en dos, separando al enclave Berlín Oeste de la ciudad de Berlín, capital de la RDA. El Muro cayó en la noche del jueves, 9 de noviembre de 1989, al viernes, 10 de noviembre, 28 años después de su construcción. La apertura del muro, conocida en Alemania con el nombre de die Wende (El Cambio), fue consecuencia de las exigencias de libertad del pueblo.

Este produjo literalmente un cambio en la sociedad alemana, dando lugar a avances sociales hasta entonces nunca vistos. A lo largo de estos 25 años desde que se tirara, sus restos han sido motivo también de expresiones gays y, especialmente, de salidas del armario míticas.

Berlín es hoy la capital más liberal de Europa, con un energético alcalde desde octubre de 2001, Klaus Wowereit, que se declaró abiertamente homosexual y quien se retira del cargo el próximo 11 de noviembre tras haber liderado el proceso de transformación de la ciudad con un eslogan simple y directo: ‘Berlin ist arm, aber sexy’ (Berlín es pobre pero sexy).

Así, se puede decir que Berlín Occidental se reencontró con la naturaleza del otro lado del Muro, mientras el antiguo Este se ha ido renovando, restaurando y llenando de color, tras asumir gradualmente el costoso capitalismo. 

Pero el momento más mítico es la pintura, grafiti, que se hizo en la parte del muro que aún quedaba en píe. Plasmaba la imagen del morreo que se dieron los dirigentes comunistas Leonidas Breznev y Erich Honecker en la República Democrática de Alemania en 1970. La RDA cumplía treinta años y nada mejor para celebrarlo que compartir algo de saliva.

Fue en 2009 cuando el artista ruso Dimitri Vrubel comenzó su tarea de repintar el beso de tornillo de Leonidas Breznev y Erich Honecker, el icono más reconocible del tramo más largo que aún quedaba en pie del Muro de Berlín, de 1,3 kilómetros de longitud y conocido como East Side Gallery.

 
Fuente: Ragap

No hay comentarios:

Publicar un comentario