martes, 21 de octubre de 2014

Tu pareja dijo una mentira, ¿cómo reaccionar?

 

Suena el teléfono y tu chico aún duerme así que contestas en la otra habitación. Es su amigo Juan, que solo llamó para avisarle que olvidó su celular anoche en el bar, que él lo tiene. Cuando el bello durmiente finalmente abre los ojos comienzan a platicar y le preguntas dónde ha ido ayer. Su respuesta, "me quedé en la oficina trabajando en el proyecto" te sube los colores al rostro. Te está mintiendo y no sabes por qué. Tu cerebro corre a mil y te bombardea con ideas: 

¿y si está viendo a otra y por eso miente? 

seguro no es la primera vez que no me dice la verdad

ay sí, "trabajando", además de mentiroso, mártir ¿no? 

Cada una de ellas solo te hace querer gritar y decirle que es un mentiroso, que sabes que ha ido a un bar. Algunas de tus opciones son: 

Alimentar esas ideas y dar rienda suelta a tus impulsos e írtele a la yugular con todo tipo de reclamos y cuestionamientos. Traer otros momentos a cuento y empezar una pelea épica sobre sus mentiras.  

No decirle nada y quedarte con todos esos fantasmas en la cabeza o incluso llamar a Juan y quedar para ir por el teléfono porque ahora has decidido sacar tu lado Sherlock Holmes y descubrirás el gran secreto que oculta. 

Frenar esas ideas, respirar profundamente para tranquilizarte, contarle de la llamada, decirle cómo te hace sentir que te dijera otra cosa y preguntarle por qué lo ha hecho. 

¿Cuál te suena como la más coherente? La tercera, ¿no? Es porque en esa estarías intentando comunicarte de forma asertiva. Estás dispuesta a expresarte y pedir una explicación pero sin dejar que la ira y la agresividad se adueñen de ti. Sabes que tienes derecho a una explicación y no renuncias a él pero tampoco te aprovechas de ello.

Si descubres que tu pareja te ha mentido lo mejor es que le confrontespero de forma respetuosa y serena. Siempre hablando en primera persona de lo que sientes y necesitas saber. Has las preguntas que creas necesarias pero sin levantar la voz y prestando atención a sus respuestas. 

Tal vez la razón sea que fue a planear una fiesta sorpresa para ti e imagina cómo te sentirías si te le hubieras lanzado como pantera. No hay que reaccionar como en las telenovelas. Esos melodramas hay que dejarlos para la ficción. Pero eso sí, una vez aclarado el tema, es importante que trabajen en fortalecer su comunicación. Muchas de las parejas que rompen no lo hacen a consecuencia de un gran pleito, sino por la acumulación de desacuerdos y rencores.
Fuente: Lo que un gay quiere ver


No hay comentarios:

Publicar un comentario