martes, 16 de septiembre de 2014

Una obra controvertida.

brooke hemphill lesbian for a year lesbiana por un año 

La verdad es que a veces hay que reconocerles a algunos artistas su énfasis para llevar a cabo sus creaciones. Como cuando los actores de método se meten tanto en el papel que acaban tumbados en el diván de un psiquiatra porque ya no saben quién son y han perdido la perspectiva de su propio yo. ¿Pero hasta dónde es lícito hacer esto? Es decir, ¿hay límites en la creación? Porque si no los hay, nos encontramos entonces casos como el de Brooke Hemphill, una escritora australiana que “se volvió” (y lo pongo entre comillas, claro) lesbiana durante 12 meses para escribir su libro, titulado Lesbian for a Year (lesbiana por un año), el cual está generando una gran controversia en el país de Asia-Pacífico.

La escritora cuenta que un día cualquiera de 2010 estaba trabajando cuando “inesperadamente” tuvo un rollete con una mujer que desembocó en su deseo de explorar la sexualidad femenina. Así que durante todo un año se dedicó a salir solamente con mujeres, según ella no como un experimento, sino como fruto de la pasión que sentía por escribir un libro sobre ello. Y el resultado es ahora esta novela que, como os decíamos, está levantando muchas ampollas en la comunidad LGBT australiana.

brooke hempfill lesbiana por un año lesbian for a year

“Siempre me ha fascinado el mundo de las citas, las relaciones y el sexo, pero lo que me llevó a escribir este libro fue una experiencia que nunca pensé que me pasaría”, ha comentado la escritora de 35 años. “No fue como si un día me levantara y pensara “ok, voy a dedicarme a esto los próximos doce meses”, sino que fue algo que pasó. Y tras hablar con otra gente sobre este tema me di cuenta de que muchas personas tienen historias parecidas con las que se pueden sentir identificados o han hecho algo similar, así que decidí escribir un libro sobre ello”.

Sí, querida Brooke: a esas personas se les llama heteroflexibles y has de saber que no siempre son aplaudidas por la comunidad LGBT. Quizá de ahí todo el revuelo.

“Es un poco raro y entiendo que muchas personas que se identifican como lesbianas puedan sentirse ofendidas por el título del libro”, dijo. “Me han dicho muchas veces en Twitter que no se puede ser lesbiana por un año y que o eres heterosexual o eres bi o lesbiana”.

Nosotras siempre decimos que la sexualidad es algo que fluye, aunque no sabemos si tanto como la de esta escritora, que tras su año como lesbiana ha vuelto a su heterosexualidad ahora que ya ha publicado su libro. ¿Oportunismo? ¿Morbo? ¿Absurdo? ¿Servirá para algo esta publicación? Yo no sé qué opinarán las lectoras de HULEMS, pero de veras espero que esto no se vuelva una moda. Que ahora ya me imagino a hordas de heteroflexibles aspirantes a escritora, visitando Chueca en sus noches libres para hacer un trabajo de campo. Oh, bueno… supongo que a habrá alguna soltera por ahí que lo disfrute. Qué sé yo. Pasopalabra.
Vía: DailyTelegraph
Fuente: Hay una lesbiana en mi sopa
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario