lunes, 15 de septiembre de 2014

Pedro Sánchez quiere incluir el matrimonio gay dentro de la Constitución Española

Pedro Sánchez quiere incluir el matrimonio gay dentro de la Constitución Española 



El mayor logro legal hasta la fecha de los derechos LGBT en España, el matrimonio entre personas del mismo sexo, incluido en la Constitución. Esta es una de las propuestas defendidas por el líder de los socialistas, Pedro Sánchez, para la reforma de la Carta Magna. Así lo ha afirmado durante una entrevista en el programa Los Desayunos de TVE. Una medida que junto con otras como el derecho a la muerte digna o la eliminación de la pena de muerte para casos de guerra pretenden adaptar la Constitución del 78 a los nuevos tiempos.

Incluir dentro de la reforma constitucional un punto que detalle con claridad que el matrimonio gay es un derecho en España parece tan lógico como necesario. Sobre todo para evitar que se repitan situaciones como la de 2005, cuando el Partido Popular interpuso un recurso de inconstitucionalidad contra la ley de matrimonio homosexual. Siete años después, el Tribunal Constitucional avaló la legalidad de la ley, pero miles de parejas homosexuales casadas desde entonces temieron que con el PP en el gobierno sus matrimonios fueran considerados inconstitucionales.






El TC avala el matrimonio gay 8 votos a favor y 3 en contra
 El Constitucional argumentó en su fallo que hay que leer la Constitución a la luz de las exigencias de la sociedad actual porque la imagen que tienen hoy los ciudadanos del matrimonio permite interpretarlo de forma evolutiva. El problema es que si esa imagen sufriera un retroceso en el futuro y la sociedad evolucionará hacia posturas más homófobas, siempre existiría el temor a que una puerta mal cerrada pudiera permitir a los jueces argumentar en sentido contrario.

Además, que la unión entre dos personas homosexuales pueda recibir la denominación de matrimonio dentro de la Constitución no impide a un Gobierno poder derogar la ley del matrimonio gay en un futuro. Una sentencia del TC negaba la pensión de viudedad a un hombre homosexual enviudado antes de que fuera legalmente posible casarse con su pareja. Los magistrados avalaron entonces que la legislación anterior, pese a discriminar a las parejas del mismo sexo, no iba contra la Constitución. De estar incluido en la reforma de la Carta Magna, el matrimonio igualitario estaría blindado ante este tipo de interpretaciones conservadoras de quienes consideran que estas leyes atentan contra la “familia natural y tradicional”.

La Confederación LGBT Española, COLEGAS, apoya al Secretario General del PSOE en la reforma constitucional para que la Carta Magna contemple la actual realidad española en temas de diversidad sexual. “Desde COLEGAS apoyamos la inclusión del derecho al matrimonio igualitario en una posible Reforma Constitucional. Es muy importante que nuestra Carta Magna se actualice a los nuevos tiempos que vive la sociedad española en temas de diversidad sexual”, ha declarado Paco Ramírez, presidente de COLEGAS.

“Además de la Reforma del Artículo 32.1 (“El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica”) para adecuarlo de forma clara al matrimonio igualitario, también proponemos la reforma del Artículo 14 de nuestra actual Consitución (“Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”) para que se incluyan de manera expresa la discriminación por motivos de orientación sexual y de identidad de género. De esta forma nuestra Carta Magna podrá equipararse a las modernas Constituciones de algunos países que aceptan la diversidad sexual de la sociedad como una riqueza a proteger en su máxima ley vertebrevadora”, continúa Paco Ramírez.

¿Qué pasaría si la Princesa Leonor fuese lesbiana? COLEGAS ya propuso hace unos meses adaptar también la Monarquía a la diversidad sexual de la sociedad española, para que se tenga en cuenta en un futuro la posibilidad de un rey o reina homosexual, además de que el heredero pueda ser hombre o mujer. De esta forma habría que reformar el actual Artículo 58 de la Constitución (“La Reina consorte o el consorte de la Reina no podrán asumir funciones constitucionales, salvo lo dispuesto para la Regencia”) para que puedan contemplarse un Rey o Reina Consorte”, finaliza Ramírez.
Fuente: Ragap


No hay comentarios:

Publicar un comentario