jueves, 25 de septiembre de 2014

La obsesión con el bigotito hipster

La obsesión con el bigotito hipster 

Todos los hombres se han dejado bigote por lo menos una vez, aunque sea por morbo. ¿Cómo no probar el mostacho que alimentó de extravagancia el rostro de Dalí o el que adornó al ya florido de por sí Freddie Mercury? No estamos hablando de un reducto de vello facial sin más, sino de aquel oasis que hizo míticas las caras de Charles Chaplin, Cantinflas, Mario Bross o, por qué no, el Flander de Los Simpson. A cada cual, el suyo. ¿Bigotudo y hipster? De repente, nos han entrado las dudas. Y le hemos preguntado a un experto en afeitado masculino por el bigote que viene. Esta vez llegamos a la modernidad por los pelos.
Para Jordi Pérez, de La Barbería de Gràcia, en cuyo salón se sientan hombres ávidos de tendencias, "después del reinado de las barbas, llega el bigote. Muchos hombres que lucían espesas barbas -explica-, ahora se afeitan y se lo dejan. Son los nuevos hipster". Estos guardianes de lo último ya habían sucumbido, dicho sea de paso, a la fuerza de este icono, llevándolo en camisetas, bolsas y todo tipo de complementos, y luciéndolo en cualquier ocasión. Hoy podemos hablar de tres mostachos que están muy de moda:
MADE IN HOLLYWOOD
Es ese bigote muy cuidado, perfilado a la perfección y cortado a navaja que deja una tira muy fina de vello entre el labio superior y la nariz. Es el más difícil de conseguir y cuidar. Se convirtió en el adorno facial de Clark Gable y todos los galanes del cine de la época dorada de Hollywood. Y en la de ahora, pues han caído en su tentación celebridades como Brad Pitt o Adrien Brody
ESTILO KÁISER
Hablamos de un bigote potente y llamativo, el contrapunto del anterior. Es el mostacho con cuerpo que ha de ser arreglado por la línea del centro porque necesita longitud a los lados. Una vez que se ha conseguido ese espesor y esa largura, se da cera en las puntas y se da forma hacia arriba. Muchos hombres llevan este bigote acompañado de barba. El modelo pelirrojo Francois Verkerk lo luce a la perfección
AIRES VINTAGE
He aquí el bigote más normal, ese que recuerda a un actor porno de los 70. El vello que se peina hacia abajo y se va recortando, como el que ha lucido toda su vida Tom Selleck. El hombre que se deja bigote quiere presumir de él y lo cuida. George Clooney, Sean Pean o Clive Owen ya lo han probado. 
MOVEMBER: TODOS CON BIGOTE POR UNA BUENA CAUSA
Una buena oportunidad para dejarte crecer el bigote llegará en noviembre con Movember (una mezcla de las palabras moustache y november). Un movimiento que busca concienciar y recaudar fondos para la lucha contra el cáncer de próstata y cáncer testicular, y que se celebró por primera vez en Australia en 2003. Consiste en que los hombres se dejen bigote durante todo el mes de noviembre, después de haberse afeitado la noche del 31 de octubre, en muchos sitios después de una gran fiesta. Moda y una buena causa unidos. ¿Te animas?
Fuente: Glamouratis


No hay comentarios:

Publicar un comentario