lunes, 15 de septiembre de 2014

Claves para detectar a los gays: una analítica de sangre, un ADN ‘degenerado’ y llevar pantalones de colores

Claves para detectar a los gays: una analítica de sangre, un ADN ‘degenerado’ y llevar pantalones de colores


El ala más conservadora y antigay en Kazajistán está moviendo ficha. El líder del movimiento nacional Bolashak, Dauren Babamuratov, es de esos personajes que asustan por su mensaje de violencia e incitación al odio. Está realizando una homófoba campaña que se apoya en los argumentos más descabellados y perniciosos con tal de atacar la homosexualidad. Sin tener ningún conocimiento de medicina, ni base científica en la que basarse explicó en una rueda de prensa las claves de cómo detectar a los gays a través de una simple analítica: ‘Los homosexuales ya no ocultan su orientación sexual. Creo que es muy fácil de identificar a una persona gay por su ADN. Un análisis de sangre puede mostrar la presencia de degeneración en una persona’. Como ya os contamos en RAGAP, el mes pasado un cartel de un bar gay en Almaty mostrando al poeta ruso Alexander Pushkin y al compositor kazajo Kurmangazy Sagyrbayuly besándose en los labios causó indignación en la ex república soviética.

Grupos y organizaciones de corte homófobo, como el de Babamuratov, quieren a toda costa que las leyes de propaganda antigay rusa se apliquen en su país, la reintroducción en el Código Penal del delito de sodomía, la reforma del Código de Matrimonio y Familia, en trámite parlamentario (con leyes muy restrictivas contra la homosexualidad) o que se impida a las personas abiertamente LGTB el desempeño de cargos públicos o servir en el ejército.


En una conferencia de prensa, Babamuratov expresó su preocupación por lo que considera una “invasión” de activistas LGTB en los medios de comunicación kazajos. A este supuesto incremento de noticias acerca del colectivo se une la proliferación de establecimientos de ambiente homosexual en Almaty, la ciudad más poblada de Kazajistán, que, según el activista homófobo, la han convertido en “la capital gay de Asia central” con 14 clubes y bares gays.

La web TengriNews difundió el mensaje homófobo de este líder kazajo que alienta una campaña de exterminio del colectivo: "Hemos caído tan bajo que las personas LGBT ya no ocultan su orientación. Uno puede ver un montón de gente en los centros comerciales de la ciudad y otros lugares públicos. Se trata de personas jóvenes con pantalones de colores. Desafortunadamente, suprimir las actividades de la comunidad LGBT en Kazajstán es extremadamente difícil, porque no hay ninguna ley que prohíba la promoción de la homosexualidad".

En la misma conferencia de prensa se encontraba el jefe del Departamento de Políticas para la Juventud de la ciudad de Almaty, que consideraba que la comunidad LGTB “está apoyada y financiada desde el extranjero”, lo cual, en su opinión, supone “un gran problema para la sociedad de Kazajistán”.

En este sentido también se expresaba el secretario del Partido Comunista del Pueblo, Yelnur Beisenbayev, añadiendo que “debemos adoptar una ley contra la sodomía como la que tuvimos durante la época soviética. Necesitamos estas leyes, que harán que los homosexuales se avergüencen de sí mismos en nuestra sociedad”.

También hizo declaraciones Nagashybay Yesmyrza, un periodista conocido por considerar a Hitler un héroe de guerra. Según Yesmyrza, “para preservar la raza aria es importante que la sangre no se mezcle. Por eso Hitler estaba en contra de las personas homosexuales“. Si bien, al ser preguntado por cómo se puede “mezclar la sangre” mediante la unión de dos personas del mismo sexo, no supo dar respuesta.

La activista LGBT y periodista kazaja, Zhanar Sekerbayeva, ha explicado que en su país, 'No se aplica la Ley de Propaganda antigay pero la homofobia está muy arraigada. La cuestión del matrimonio gay en Kazajistán nunca ha estado en la agenda política como tampoco se promueve públicamente el estilo de vida gay. No existen los discursos públicos sobre este tema ni desfile del Orgullo Gay. Sólo existe la homofobia, la discriminación y la persecución contra las mujeres'.
Fuente: Ragap


No hay comentarios:

Publicar un comentario