domingo, 10 de agosto de 2014

Matrimonio con personas extranjeras del mismo sexo

 

Algún fin de semana, el pueblo de Segovia en el que vivo se ha  revolucionado, por la expectativa de las bodas que se han celebrado.

No es un secreto que en Encinillas existen varias parejas de personas homosexuales, y que como algunos de los lectores también recordarán, alguna de esas parejas, en realidad matrimonio, siempre ha estado en primera línea en lo que a visibilidad en la ciudad y en la provincia se refieren.

Por ello, a una de estas bodas acudieron las encargadas de la Federación Estatal, ya que entre manos tenían el asunto de dos chicas que se querían casar. Hasta aquí, todo era habitual, pero la diferencia estaba en que una de ellas es italiana. Cumplían los requisitos para poder solicitar el matrimonio en España, pero por diversas circunstancias no conseguían que se les diera la autorización pertinente para su celebración.

Cuando hablamos con ellas, a pesar de estar a caballo entre España e Italia, comprobamos que algo fallaba en la tramitación por parte del personal del Registro Civil de una localidad del Norte de España. Cuando se quiere casar una persona española con una persona extranjera, existen una serie de trámites adicionales que viene marcados por el país de origen de esa persona extranjera. Entre esos trámites, suele estar lo que se llama la confirmación de la idoneidad y la publicación de un edicto durante un tiempo determinado en el consulado del país de origen. En el caso de Italia así se debería de realizar, pero hay que tener en cuenta que Italia no reconoce los matrimonios entre personas del mismo sexo, con lo que les denegaron la idoneidad para el matrimonio.

  
 
¿Qué hacer entonces? Como se suele decir, remover Roma con Santiago (y la verdad es que en este caso, casi, casi, debido a los orígenes de las novias) y en fin, la que aquí escribe dio con la solución. Ésta no era más que pasar de la petición de idoneidad que pedía el Estado italiano, ya que existe una Ley promulgada cuando se daba luz verde a los matrimonios del mismo sexo en España, en la que a modo de resumen, se indica que no hay que realizar todos los trámites del país de origen que no acepte el matrimonio entre personas del mismo sexo. Una vez que se les mandó la documentación oficial en donde aparece la normativa, ya empezó el curso habitual de tramitación del expediente para su matrimonio.

 
Y por fin, hace casi un año, el 28 de Septiembre de 2013 tuvo lugar el tan esperado enlace, tanto por las novias como por los habitantes de este municipio. Era toda una ocasión en la que las novias se podían lucir con sus vestidos y peinados, los familiares de ambas y los amigos que les arropaban. 

La ceremonia tuvo lugar en el recién terminado Salón Multiusos, por lo que fueron las primeras en hacer uso del mismo, y por ellas se decoró el local con la ayuda de la asociación LGTBH de Segovia (Segoentiende). Ni qué decir tiene que la ceremonia contó con sus momentos de lágrimas (de alegría y de emoción), de abrazos, de besos y de todo lo habitual en una ceremonia en la que participaron los familiares y los amigos. Tanta participación hubo, que hasta la lluvia en forma de tormenta se presentó pero no les aguó la fiesta a las recién casadas, y es que ya lo dice el refrán “novia mojada, novia afortunada”, y como en este caso eran dos, supongo que doble ración de buena suerte. La gente del municipio, también se hubiera echado a la calle, a aplaudir a las recién casadas, como se hace en estas tierras, pero la lluvia como ya he mencionada, se lo impidió.

Desde estas líneas quiero animar a todas aquellas parejas que hayan decidido casarse, que se animen y que no se dejen vencer por las trabas burocráticas.  Y si tiene más problemas, que se pongan en contacto con las asociaciones de sus ciudades o a nivel estatal, y si no  que se acerquen a esta localidad, donde estaremos encantadas de ayudar.Fotografía del artículo "con L de Lesbiana".
Fuente: nosGustas.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario